Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maduro: Milicia bolivariana y Poder Popular apoyarán "ofensiva económica"

Los empresarios venezolanos reclamaron ayer respeto al gobierno chavista y le advirtieron que los precios no se decretan

Nicolás Maduro (rojo) dijo que revisarán empresas de alimentos, textiles, calzado, ferreterías, electrodomésticos, juguetes y vehículos.

Nicolás Maduro (rojo) dijo que revisarán empresas de alimentos, textiles, calzado, ferreterías, electrodomésticos, juguetes y vehículos.

Nicolás Maduro (rojo) dijo que revisarán empresas de alimentos, textiles, calzado, ferreterías, electrodomésticos, juguetes y vehículos.

venezuela. El gobernante Nicolás Maduro anunció ayer la movilización de la Milicia y del poder popular para apoyar las medidas tomadas por el Gobierno en contra de la supuesta especulación y los altos precios con la intervención de tiendas de electrodomésticos para venderlos a "precios justos".

La información la publicó a través de la red social Twitter.

"Sale la Milicia nacional a la calle, también poder popular y milicia a reforzar a las autoridades civiles, militares, policiales", indicó Maduro.

Maduro señaló que además se han activado de "manera oficial" los "consejos comunales", la "juventud patriótica", "las mujeres" y otros colectivos "bajo la conducción del mando central, nacional y de los mandos regionales".

"Sale el poder popular a resguardar, garantizar y proteger la tranquilidad de la gente, en esta ofensiva económica en todas partes, en plazas, lugares públicos, en los comercios en que se hagan algunas colas en estos primeros días", agregó.

Al respecto de estas colas que se han producido desde que el viernes anunció la "ocupación" de una importante cadena de electrodomésticos, afirmó que está "seguro que eso va a ir pasando".

Miles de personas continuaban ayer ante establecimientos de electrodomésticos para tratar de conseguir artículos, después del anuncio del viernes de Maduro, una medida que justificó en el exceso de los precios y en la necesidad de vender a "precios justos".

Una vez más advirtió a la "trilogía del mal" (integrada según él mismo ha dicho por Henrique Capriles, Leopoldo López y María Corina Machado), pues estarían "jugando con candela" al "infiltrar a personas violentas" en las colas para generar caos.

Maduro pidió a los venezolanos que no amanezcan en las puertas de los establecimientos comerciales. "Quédense tranquilos que esos artículos estarán ahí", dijo. Aseguró que esos electrodomésticos estarán en los establecimientos durante todo lo que queda de noviembre y también durante diciembre.

La Milicia Bolivariana fue creada en 2005 por decreto presidencial y está conformada por la milicia territorial, definida como el "pueblo en armas", y los "cuerpos combatientes", integrados por miembros de instituciones públicas, universidades o empresas, como la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Esa figura ha sido siempre criticada por la oposición por considerar que supone colocar armas en manos de colectivos que no pertenecen ni a la Fuerza Armada ni a la Policía.

Por otra parte, Maduro auguró una pronta aprobación de poderes especiales en la Asamblea Nacional, de acuerdo con la solicitud que introdujera hace algunas semanas en el Parlamento. Adelantó que, al aprobarse la Habilitante, creará una Ley que regule el porcentaje de las ganancias a las empresas.

Como parte de la ofensiva económica, Maduro también informó que se instaurará una fiscalía nacional y tribunales especiales para atender exclusivamente los casos de usura y robo.

Empresarios reaccionan

Los principales gremios empresariales rechazaron ayer la forma elegida por Maduro para contener las alzas de precios, al tiempo que llamaron a respetar la "propiedad privada" y advirtieron de que los precios no se decretan.

"Está muy bien que se fiscalicen los comercios, pero dentro del marco del respeto a la propiedad privada", dijo el presidente de Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Mauricio Tancredi, al canal privado Globovisión.

Para Tancredi, "colocar precios unilateralmente no es lo que le conviene al mercado" y si el Gobierno quiere "acotar algunos precios" debe conversar con los empresarios, los trabajadores y los consumidores.

A las críticas de Consecomercio se sumaron también las del mayor gremio empresarial del país, Fedecámaras, cuyo presidente, Jorge Roig, denunció una "cacería de brujas en el sector comercial" y llamó a la "reflexión" sobre "la gravedad de la situación económica".

"Todas estas medidas, que lo que pretenden es tener más represión, mas confiscación, mas expropiación de empresas, por supuesto que están alejando a los posibles agentes económicos y lo que es previsible es que haya mayor desabastecimiento y mayor inflación el próximo año", dijo Roig a Globovisión. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación