Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A Maduro le espera crítico panorama si gana comicios

Así lo considera un editorial del Washington Post debido a crítica situación económica dejada por Chávez

El opositor Henrique Capriles Radonski se dio un baño de masas en las calles de Caracas esta semana. foto edh / archivo

El opositor Henrique Capriles Radonski se dio un baño de masas en las calles de Caracas esta semana. foto edh / archivo

El opositor Henrique Capriles Radonski se dio un baño de masas en las calles de Caracas esta semana. foto edh / archivo

WASHINGTON. El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, "podría lamentar su victoria" en las elecciones del domingo próximo porque tendrá que lidiar con el legado de Hugo Chávez, indicó ayer en un editorial el diario The Washington Post en uno de los posibles escenarios en esa nación sudamericana.

El editorial destaca que las elecciones venezolanas no contarán con la presencia de observadores electorales de la Unión Europea ni de la Organización de Estados Americanos (OEA) y añade que "no es una sorpresa que las encuestas muestren que Maduro ganará esta contienda".

Pero el influyente periódico norteamericano también analiza el otro escenario posible: que gane el opositor Henrique Capriles Radonski, en cuyo caso, según el Post, el panorama no es alentador.

"Y si por azar no gana (Maduro), es poco probable que el régimen acepte el resultado", agrega el editorial. "El mismo Maduro declaró recientemente que la respuesta sería 'un levantamiento popular'".

"Pero Maduro podría llegar a lamentar su triunfo", advierte el rotativo.

"Chávez dejó un desastre extraordinario que incluye la inflación galopante, la escasez grave de energía y bienes de consumo y una de las tasas de homicidios más altas del mundo", indica el editorial.

"Las exportaciones de petróleo, que han mantenido el país a flote, están disminuyendo", apunta. "Probablemente ni el mismo Chávez podría haber asegurado la tolerancia de los pobres del país por el duro remezón económico que se avecina. Y Maduro, seguramente, no la tendrá".

Este vaticinio coincide con un documento hecho público por el diario español ABC el miércoles, en donde el informe del equipo del candidato oficialista llama a la coyuntura económica de "bomba atómica" y considera además que la actual situación es "insostenible".

Según admite el equipo de campaña de Maduro, tras 14 años de chavismo, Venezuela se encuentra en un colapso económico y al borde del estallido social por parte de las mismas clases sociales populares que el régimen chavista prometió redimir.

El editorial del Washington Post además indica que Maduro, un exconductor de autobuses, de 50 años, "obviamente falto de carisma, va a los extremos para vincularse con su mentor, y eso no es una sorpresa".

"Tampoco es una sorpresa, desafortunadamente, la forma en que el gobierno maneja la elección", afirma. "En violación de la constitución venezolana a Maduro se le declaró presidente después de la muerte de Chávez, dándole vastos poderes sobre el gasto y los medios del Estado", añade el influyente diario.

Maduro "ordena regularmente cadenas nacionales de televisión en las cuales él promete que resolverá los enormes problemas del país y lanza vituperios al dirigente opositor Henrique Capriles".

"Las fuerzas armadas y la empresa estatal petrolera, las dos instituciones mayores de Venezuela, se han movilizado descaradamente en apoyo de Maduro", según el editorial.

En contraste "a la campaña de Capriles se le han asignado cuatro minutos de difusión diaria en los múltiples canales de la televisión estatal, y a sus representantes se les ha negado el acceso al centro de escrutinio de votos en la noche de la elección", apunta el Post.

Ultiman detalles

La autoridad electoral terminó de instalar ayer en Venezuela las 39,018 mesas de votación para las elecciones del domingo, en las que cerca de 19 millones de votantes elegirán al sucesor del fallecido presidente Hugo Chávez.

"Ya tenemos cerca del 100 % de las mesas instaladas", dijo la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, al canal privado Venevisión.

"Ha ido de forma extraordinaria la instalación", afirmó la rectora, que solo reportó algunas dificultades en Amazonas y Delta Amacuro, dos estados del sureste del país.

Desde ayer, los 13,638 centros de votación distribuidos a lo largo del país empezaron a recibir el material para los comicios y a verificar que todo esté listo de cara al domingo, cuando el gobernante encargado, Nicolás Maduro, el opositor Henrique Capriles y otros cinco aspirantes se disputarán la Presidencia.

En el colegio electoral de la oficina del Ministerio de Trabajo de La Candelaria, en el centro de Caracas, miembros de mesa, testigos y militares del Plan República, como se denomina en el país al dispositivo de seguridad para los comicios, verificaban hoy todo el material suministrado por el CNE.

"Revisamos las máquinas, que todo esté trabajando conformemente, que todo el material esté ingresado y, por ahora, todo está normal, todo bien", explicó a agencias, Marineli Míguez, presidenta de mesa.

Mientras la coordinadora del CNE recordaba a los presentes que estuvieran temprano el domingo para iniciar la apertura de mesas a las 6:00 de la mañana, algunos aprovechaban la reunión para manifestar sus dudas.

Luisa Noriega, testigo por el partido de Capriles, Primero Justicia, destacó la importancia de estar presentes el día de la votación para que "todo se cumpla como debe ser".

"Nosotros no confiamos en el CNE, no confiamos porque no son imparciales, pero eso no quiere decir que no salgamos a votar. Si salimos a votar todos, ganamos", detalló.

El testigo por el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Miguel Arcia dijo que "para todos es importante tener testigos, porque esa es la garantía de que todo el proceso se lleve con total normalidad".

Un total de 18 millones de venezolanos están llamados a las urnas en una jornada en la que estarán movilizados 141,000 militares y en la que habrá un grupo de 150 acompañantes internacionales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación