Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maduro dice Chávez se le apareció en forma de "pajarito" y lo bendijo

El gobernante encargado dijo que se comunicó con silbidos con el ave

El gobernante encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, saluda desde su vehículo de campaña a sus seguidores en la localidad de Sabaneta, en el estado Barinas. foto edh / ap

El gobernante encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, saluda desde su vehículo de campaña a sus seguidores en la localidad de Sabaneta, en el estado Barinas. foto edh /...

El gobernante encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, saluda desde su vehículo de campaña a sus seguidores en la localidad de Sabaneta, en el estado Barinas. foto edh / ap

VENEZUELA. El candidato del chavismo a la Presidencia de Venezuela, Nicolás Maduro, comenzó ayer su campaña para las elecciones del 14 de abril en la casa natal de Hugo Chávez, en Sabaneta, en el occidental estado Barinas, en compañía de la familia del fallecido presidente.

Mientras, el candidato de la oposición, Henrique Capriles, comenzó en el estado Monagas, donde advirtió al pueblo que el Gobierno y el partido oficialista "harán cualquier cosa" para que la opinión de los venezolanos "no sea reflejada" el 14 de abril.

Mientras, el candidato oficialista dijo en la casa de Chávez que sintió que éste se le apareció en forma de "pajarito chiquitico" y lo bendijo al arrancar la campaña. "Lo sentí ahí como dándonos una bendición, diciéndonos: 'hoy arranca la batalla. Vayan a la victoria. Tienen nuestra bendiciones'. Así lo sentí yo desde mi alma", relató Maduro sentado junto a los hermanos de Chávez en el patio de la casa natal en la ciudad Barinas, en el occidente de Venezuela.

Maduro ha sostenido que al orar ayer en una capilla católica de Barinas y al encontrarse totalmente solo, apareció el ave, con la que se comunicó con silbidos. "De repente entró un pajarito, chiquitico, y me dio tres vueltas acá arriba", ha dicho señalando su cabeza e imitando un aleteo.

El pájaro, prosiguió Maduro algo emocionado, "se paró en una viga de madera y empezó a silbar, un silbido bonito", ha asegurado imitándolo.

"Me lo quedé viendo y también le silbé, pues. 'Si tú silbas yo silbo', y silbé. El pajarito me vio raro, ¿no? Silbó un ratico, me dio una vuelta y se fue y yo sentí el espíritu de él", de Hugo Chávez, ha remarcado.

Maduro inició formal de su campaña en Barinas, a unos 600 kilómetros al suroeste de Caracas, al ritmo de una contagiosa canción de pop, similar a la que usó Chávez en su última campaña electoral, y acompañado de María Gabriela, una de las hijas del fallecido mandatario, y de un grupo de cantantes y artistas de televisión.

Recurriendo constantemente a la figura de Chávez, quien incluso fue mostrado en un vídeo durante la última alocución que ofreció el 8 de diciembre cuando nombró a Maduro como su heredero, el candidato oficialista se concentró en un discurso cargado de emotividad hacia miles de manifestantes oficialistas.

"Este pueblo va a cumplir la orden que dio este comandante de acero y me va a hacer presidente... Este mismo pueblo nunca le falló a nuestro comandante", dijo Maduro.

El presidente encargado, quien se hace llamar el "hijo de Chávez", aprovechó para atacar a Capriles al que identificó como el "caprichito burguesito", y el candidato de los "ricos" y del "imperialismo norteamericano".

Por su parte, Capriles, dijo a sus seguidores en Monagas: "Si hacemos lo que tenemos que hacer, que es ir a votar, lo que va a pasar está escrito".

"Hoy arranca esta cruzada, son diez días nada más. Hay que ver, mi hermano, lo que significa hacer campaña en sólo diez días. Nosotros no tenemos recursos, pero nosotros tenemos la esperanza de un pueblo que quiere salir adelante", señaló el líder opositor.

"Nosotros no tenemos Consejo Nacional Electoral, no tenemos Tribunal Supremo, no tenemos Fiscalía ni Contraloría, nosotros no tenemos la chequera de (la estatal petrolera) PDVSA, pero nosotros tenemos la fuerza del pueblo", reiteró.

Ante el grito de sus seguidores de "¡sí se puede!", Capriles aseguró que esta carrera electoral que culminará el día 11 es una "lucha por el futuro" y por la reunificación del país.

"No es una lucha contra alguien, esta es una lucha a favor de nuestra Venezuela, a favor de cada uno de ustedes", dijo.

Vestido con una camiseta de la selección nacional de fútbol, Capriles finalizó su discurso pidiendo a los venezolanos que "derroten el miedo". "Miedo tenemos que tenerle a un país que no avanza, que va hacia atrás, a un gobierno que persigue a las ideas. Nadie le puede tener miedo al progreso, a tener una mejor vida", subrayó. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación