Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maduro con pocas probabilidades de éxito en Cumbre, dicen analistas

Analistas consultados por La voz de América afirman que el gobierno de EE. UU. no levantará las sanciones impuestas a funcionarios chavistas.

El gobernante chavista, Nicolás Maduro, asistirá a la Cumbre. Foto EDH / internet

El gobernante chavista, Nicolás Maduro, asistirá a la Cumbre. Foto EDH / internet

El gobernante chavista, Nicolás Maduro, asistirá a la Cumbre. Foto EDH / internet

WASHINGTON. Un triunfo para el régimen de Nicolás Maduro en la VII Cumbre de las Américas consistiría, según analistas, en que el presidente Barack Obama revoque la orden ejecutiva que considera a Venezuela como una amenaza para su seguridad nacional.

"¿Las probabilidades de que suceda? Muy pocas", dijo a la Voz de América la internacionalista Giovanna De Michele.

Otro panorama exitoso "sería que Cuba se solidarizara de manera radical con Venezuela, al punto de poner en riesgo su proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos", aunque la experta tampoco lo ve probable.

De Michele considera que el mayor logro realista que pudiera conseguir el régimen de Maduro sería que "en el momento en el que ponga sobre la mesa su impasse con los Estados Unidos, aún cuando no es un tema de la agenda, otros gobiernos se solidaricen en presencia del mandatario estadounidense".

Difícilmente el régimen venezolano logrará que en el documento final de la cumbre se haga referencia a las tensiones con EE. UU., ya que generalmente solo se incorporan los resultados de los temas que forman parte de la agenda, entre ellos la prosperidad con equidad en el continente y su enfoque en áreas como salud, seguridad, gobernabilidad democrática y participación ciudadana.

De todas formas, la diplomacia venezolana intentará maniobrar para que la declaración final tome en consideración las sanciones estadounidenses contra funcionarios del gobierno por presuntas violaciones a los derechos humanos, de acuerdo al internacionalista Kenneth Ramírez.

Maduro intentará obtener el apoyo de movimientos de izquierda que participarán en la cumbre paralela "y con esas políticas de estridencia sabotear el encuentro para generar una sensación de que la cumbre no va a marcar ni un antes ni un después en las relaciones interamericanas", añadió.

Pero Ramírez agregó que no cree que Maduro fructifique ya que a su juicio la región apuntará a la necesidad del diálogo pero sin antagonizar a Washington.

La misma visión tiene el analista Tony De Viveiros, quien no descarta presiones por parte del régimen cubano sobre Venezuela para no perder protagonismo durante la reunión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación