Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maduro compara a Chávez con Jesús

Días atrás dice que tuvo una visión de Chávez que se le apareció en forma de "pajarito chiquitico" y que lo bendijo

El candidato presidencial del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Nicolás Maduro, durante un mitin en el estado Cojedes. foto edh / ap

El candidato presidencial del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Nicolás Maduro, durante un mitin en el estado Cojedes. foto edh / ap

El candidato presidencial del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Nicolás Maduro, durante un mitin en el estado Cojedes. foto edh / ap

CARACAS. El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, recordó ayer ante la cúpula castrense y mandos de las Fuerzas Armadas al "Cristo redentor de los pobres" en alusión a Hugo Chávez, en un homenaje en la Academia Militar al cumplirse un mes de la muerte del gobernante.

Además lo compara con el libertador Simón Bolívar.

Primero fue "líder militar" y luego "líder de toda una América, de todo un mundo que quiere un cambio" y al morir el 5 de marzo pasado "trascendió a otra vida, la vida eterna", subrayó Maduro, candidato chavista a las elecciones del 14 de abril.

Chávez falleció el 5 de marzo tras más de 20 meses de lucha contra un cáncer del que aún se desconoce la naturaleza y que ha llevado a la convocatoria de unas elecciones para nombrar a un presidente que finalice su mandato en 2019.

"Este mes entero, todos hemos reflexionado sobre el legado del comandante Chávez. A él le tocó igual que a Bolívar, ser un relámpago que con su fuerza y su luz iluminaron su tiempo e iniciaron una nueva época histórica", manifestó

"¡Qué gran líder militar parieron ustedes!", les remarcó a los comandantes de las 810 unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) reunidos en la Academia Militar de Caracas, donde Chávez se formó y donde fue velado durante 10 días tras su muerte, víctima de un fulminante cáncer que se le detectó en 2011.

Maduro llamó a Chávez en su alocución televisada "comandante supremo" y aseguró que medios de prensa de distintos países "titulan hoy que se cumple un mes del fallecimiento del Cristo redentor de la pobres de América".

"Qué bonito, ¿verdad?, que uno de los nuestros, de nuestra piel, de nuestra alma (...) sea calificado así por un mundo entero. ¡Qué orgullo, qué fortaleza!", exclamó el gobernante encargado.

No es la primera vez que el gobierno compara al fallecido gobernante con Cristo.

La maquinaria propagandística chavista aprovechó una Semana Santa metida en el calendario entre la muerte del comandante y la apertura de la campaña electoral para incorporar la imagen de Chávez a las celebraciones de la Semana Mayor.

A Chávez se le ha llamado el "Cristo de los pobres", se ha equiparado su agonía con la pasión de Cristo, Maduro se ha referido a su familia como la "sagrada familia de nuestro comandante". Han aparecido murales con la trinidad Bolívar, Cristo y Chávez y una leyenda que dice: "Resucitado. Patria, socialismo o muerte".

También que en el ultrachavista barrio 23 de Enero han levantado un pequeña capilla llamada "Santo Hugo Chávez" donde sus seguidores le rezan y llevan flores.

En los medios chavistas las imágenes de Chávez son acompañadas por sistema de imágenes de Jesucristo. Y las estatuillas y los muñecos del comandante se venden junto a rosarios con cuentas rojas y la estampa de Chávez sustituyendo a la Virgen María, como si fuera una nueva deidad. Los muros de las calles de Caracas están profusamente pintados con la imagen de Chávez junto a la de Jesucristo. Y el omnipresente rostro del comandante aparece hasta en la esfera de los relojes.

El problema de la beatificación de Chávez es que este, pese a sus exhibiciones de aparente fervor, no mantuvo buenas relaciones con la Iglesia. Le gustaba insultar a los curas, de quienes decía que "llevan el diablo bajo la sotana". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación