Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Madres de EE. UU. piden que se prohíba venta de los rifles de asalto

El grupo cuenta con más de un millón de miembros

Las activistas pidieron la prohibición de armas de fuego y restricciones a los cargadores de alta capacidad. Foto EDH / AP.

Las activistas pidieron la prohibición de armas de fuego y restricciones a los cargadores de alta capacidad. Foto EDH / AP.

Las activistas pidieron la prohibición de armas de fuego y restricciones a los cargadores de alta capacidad. Foto EDH / AP.

WASHINGTON. Madres de todo Estados Unidos instaron ayer al Congreso a que prohíba las armas de asalto con el fin de reducir el número de homicidios en el país, que actualmente es de 30 diarios, y evitar masacres como la registrada en diciembre en una escuela.

Kristin Rowe-Finkbeiner, directora ejecutiva del grupo Madres con Poder (MomsRising), explicó en una rueda de prensa que no se trata de "prohibir todas las armas", sino de "asegurar que las armas para masacres no estén en sitios públicos o cerca de nuestros niños".

"Cada día, 30 personas mueren por culpa de las armas en nuestra nación, más que las que perdimos en la tragedia de la escuela primaria Sandy Hook. No podemos permitir que eso se convierta en la nueva normalidad", enfatizó.

El grupo de madres, con más de un millón de miembros y con fuerte presencia en internet, lanzó la campaña "Ten Corazón" dos días después de que, en su discurso sobre el "Estado de la Unión", el presidente Barack Obama pidiese al Congreso un voto sobre medidas para el control de las armas. Haciéndose eco de las propuestas de Obama, las activistas pidieron la prohibición de armas de fuego y restricciones a los cargadores de alta capacidad; revisión de antecedentes criminales para la compra de armas, y un estatuto federal con fuertes sanciones contra la venta ilegal de armas.

Petición

Antes de hablar ante los medios, Rowe-Finkbeiner y las demás activistas caminaron hacia el Capitolio para entregar una petición con más de 150 mil firmas y mensajes de amor por el Día de San Valentín, para pedir que la Asociación Nacional del Rifle y el Congreso respalden un mayor control de las armas.

"Es hora de dejar de lado la politiquería y dar prioridad a la salud y las vidas de los votantes, y trabajar para poner fin a la violencia por las armas", reza la petición.

La masacre perpetrada en la escuela primaria Sandy Hook de la localidad de Newtown, en Pensilvania, fue una referencia constante.

El 14 de diciembre pasado, Adam Lanza, un joven, que había asesinado a su madre previamente, mató a 20 niños y seis adultos en la escuela y se quitó después la vida.

Según estadísticas, las armas son la segunda causa de muerte entre niños y jóvenes de hasta 19 años en Estados Unidos.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación