Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

California, EE.UU.

Madres e hijos indocumentados detenidos deberían ser liberados de inmediato

nmigrantes y activistas en California respaldaron la decisión de la jueza federal que declara que las detenciones violan un acuerdo judicial de 1997 

Jueza deternima que madres e hijos indocumentados detenidos deberían ser liberados de inmediato

Inmigrantes y activistas del estado de California (EE.UU.) respaldaron hoy la decisión de una jueza federal que declara que la detención de menores y madres indocumentadas viola un acuerdo judicial de 1997 y por tanto, deberían ser liberados de inmediato. 


Según afirmó a Efe Carlos Holguín, abogado general del Centro de Derechos Humanos de Los Ángeles, la organización cuya demanda motivó la decisión de la jueza del Cuarto Distrito Dolly Gee, la noticia es motivo de celebración, aunque no constituye el fin del problema. 


"Creemos que la lucha continúa. Esa gente que no tiene otra opción alternativa que huir de sus países está viviendo una pesadilla increíble", aseguró Holguín, en alusión a los cerca de 2.000 mujeres y niños que se mantienen recluidos en dos centros de detención en el estado de Texas (sur). 


La magistrada Gee señaló anoche en un escrito de 25 páginas que la detención de estos indocumentados viola el acuerdo jurídico "Flores" de 1997, que desde aquel entonces ha regido el trato legal que deben tener los menores inmigrantes aprehendidos en la frontera sin compañía de un adulto. 


La jueza dio plazo hasta el próximo 3 de agosto para que la Administración de Obama justifique por qué los menores y sus madres no deberían ser liberados. 


"Estamos desilusionados con la decisión de la corte y la estamos revisando en consulta con el Departamento de Justicia", señaló hoy a través de un comunicado Marsha Catron, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), y quien aseguró que darán una respuesta en el plazo estipulado por la magistrada. 


El anuncio de la jueza alude a los centros de detención puestos en marcha por el Gobierno y operados por firmas privadas que también gestionan cárceles en el país, en donde se mantiene a madres y niños indocumentados procedentes de Centroamérica que cruzaron la frontera sur en un oleada migratoria registrada desde el verano pasado. 


"Es una gran victoria para la comunidad y para estas madres valientes, que son unas guerreras y un ejemplo", dijo a Efe Martha Arévalo, directora ejecutiva del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN). 


La activista destacó el mérito "de estas madres que sacaron a sus hijos de la violencia y de la tragedia en sus países, y han seguido peleando aunque han estado detenidas". 


Holguín puso de relieve que los indocumentados se encuentran detenidos en los centros de Texas bajo condiciones carcelarias, una situación que representa "otra violación al acuerdo" de 1997. 


La jueza criticó a su vez que los menores inmigrantes fueran recluidos en primera instancia en estaciones de la Patrulla Fronteriza bajo "deplorables condiciones" y no se les brindara condiciones apropiadas de "seguridad y sanidad". 


"Creo que es un fracaso total de la administración Obama que no solamente ha tenido el récord de más deportaciones, sino también tiene un récord muy negativo en cuanto al trato a los inmigrantes", lamentó Arévalo. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación