Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los votantes castigan a Cristina Fernández

En las elecciones legislativas el kirchnerismo obtuvo los peores números en diez años

Los votantes castigan a Cristina Fernández

Los votantes castigan a Cristina Fernández

Los votantes castigan a Cristina Fernández

ARGENTINA. La pérdida de votos del kirchnerismo en las elecciones primarias argentinas del pasado domingo redujo las posibilidades de que Cristina Fernández se postule a un tercer mandato en 2015, para lo cual debe hacerse antes una reforma constitucional, dijeron ayer varios analistas.

El kirchnerismo obtuvo sus peores resultados tras una década en el poder, perdió en 14 de los 24 distritos, pero aún sigue siendo la principal fuerza política.

Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) definieron a los candidatos que competirán en las elecciones legislativas del 27 de octubre, pero también delinearon el nuevo escenario político de cara a los dos últimos años de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

En dichas elecciones se renovarán 24 bancas del Senado (un tercio) y 127 de la Cámara de Diputados (la mitad).

Entonces, para sacar adelante la reforma constitucional para su mandato número 3, el kirchnerismo debería contar con mayorías especiales en las dos cámaras del Congreso argentino, cuya composición se renovará parcialmente mediante las elecciones en octubre.

Según resultados provisionales, una vez escrutado casi el 98 % de los votos, el gobernante Frente para la Victoria (FPV) tenía el 26.3 % de los votos para la Cámara de Diputados y un 27.4 % en la votación de precandidatos para el Senado, cifras que distan mucho del 54 % de los sufragios que obtuvo Fernández en las presidenciales de 2011.

Además, de perder apoyo electoral, el oficialismo perdió importantes distritos electorales como Capital Federal y Buenos Aires, cayó en Córdoba (donde fue cuarto), Santa Fe (tercero) y Mendoza.

Si el veredicto de las urnas en octubre coincide con el del domingo, el kirchnerismo contaría con el respaldo de sólo 38 de los 48 senadores necesarios para cambiar la Carta Magna, lo que "alejaría de manera casi definitiva la posibilidad de impulsar una reforma constitucional que consagre una eventual re-reelección presidencial", escribió la politóloga María Matilde Ollier en el diario "La Nación".

"El sueño de la re-reelección duerme en una lápida", sentenció el analista Patricio Giusto, de la consultora Polilat.

El director periodístico del diario económico El Cronista, Fernando González, aseguró también que "la posibilidad de una nueva reelección para la presidenta dejó de ser un proyecto y se convirtió en una utopía".

La pérdida de votos del kirchnerismo fue lo más destacado por los principales diarios argentinos e internacionales.

"Ganó (el opositor Sergio) Massa (en la provincia de Buenos Aires) y hubo un fuerte voto castigo contra el kirchnerismo", tituló el diario Clarín, que libra un duro pulso con el Gobierno de Fernández.

La presidenta "perdió la mitad de los votos" obtenidos en las presidenciales de dos años atrás, agrega.

El diario conservador La Nación señaló que "el Gobierno sufrió su derrota más contundente en diez años en el poder" y remarcó en portada el "rotundo triunfo" del líder del opositor Frente Renovador, Sergio Massa, en la provincia de Buenos Aires.

Para el matutino español El País, "lo que está claro es que el kirchnerismo no logró en el nivel nacional una victoria contundente que permita predecir que en las elecciones de octubre pueda elevar su dominio de las dos cámaras del Parlamento hasta alcanzar los dos tercios que necesitaría para reformar la Constitución y permitir así que Fernández se postule a una segunda reelección en 2015".

En EE. UU., el Washington Post subrayó que "la presidenta Cristina Fernández reprobó el primer examen electoral desde su reelección con un resultado adverso en cinco de los distritos electorales más importantes del país ...".

"Si esta tendencia adversa se confirma en los próximos comicios legislativos, el partido gobernante perderá el control del Congreso para encarar los dos últimos años de gobierno de Fernández", analizó.

Incluso en círculos kirchneristas se reconoció la dificultad de sumar de aquí a octubre los apoyos necesarios para modificar la Carta Magna.

"Ojalá que algún día se pueda hablar de una reforma de la constitución y una reforma judicial, pero ese es un debate que seguramente vendrá después de 2015", aseguró el referente de la agrupación kirchnerista Carta Abierta, Ricardo Foster, a La Nación.

Los ganadores

El ganador de la jornada fue el peronista Sergio Massa, quien con su Frente Renovador derrotó al precandidato a diputado kirchnerista Martín Insaurralde en la estratégica provincia de Buenos Aires, donde el kirchnerismo cuenta con su principal bastión político.

Massa, exjefe del gabinete de ministros de Fernández, se impuso con el 35.05 % de los votos, mientras que Insaurralde obtuvo el 29.65 %.

Afirmó ayer que el kirchnerismo "es el pasado". Y consideró en los comicios "la gente votó a aquellos que proponen y piensan en el futuro".

"La sociedad empieza a elegir esta idea de no estar todo el tiempo en la lógica de la confrontación, sino en la construcción de un país en paz, en armonía con el otro", declaró a los periodistas.

Para este peronista, moderado y en ascenso, "el pasado es construir sobre la lógica de negar los problemas cotidianos y tomar a los que opinan distinto como enemigos". "La gente le dice 'basta' a la confrontación", completó.

A la luz de esa derrota oficial, Julio Cobos, exvicepresidente de Fernández de 2007 a 2011 y candidato a diputado nacional, concluyó que "la sociedad está cansada de la intolerancia, busca diálogo y acuerdo".

En la provincia de Mendoza, Cobos, considerado un traidor por la Presidenta, se impuso holgadamente con el 44.13 % de los votos al candidato del Frente para la Victoria, Alejandro Abraham, quien obtuvo el 26.52 %.

El día después de las primarias queda claro que, si los resultados se repiten en las legislativas de octubre, Fernández deberá ir preparando maletas para volver a su casa.

Y allí empezará la danza de candidatos a sucesores, para lo cual ya se van perfilando los gobernadores bonaerense Daniel Scioli y cordobés Juan De la Sota, además de Massa.

O, por fuera del peronismo, otros candidatos aunque bastante más atrás en las preferencias de los electores, según los analistas, como por ejemplo Cobos, el centroderechista alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, y el socialista Hermes Binner.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación