Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Según The Daily Mail

Los últimos momentos del avión ruso sugieren que una bomba causó la tragedia

El lunes, el Kremlin reconoció que la posibilidad de un atentado está sobre la mesa

Restos del avión siniestrado

Expertos rusos trabajan en la zona donde cayeron los restos de la aeronave en la Península del Sinaí, Egipto. | Foto por Agencia AP

Expertos rusos trabajan en la zona donde cayeron los restos de la aeronave en la Península del Sinaí, Egipto.

LONDRES. Las dudas sobre las causas que provocaron la caída del avión ruso este sábado en la península del Sinaí, una región egipcia poblada por grupos terroristas, todavía permanecen. 

El lunes, el Kremlin reconoció que la posibilidad de un atentado está sobre la mesa. También se procedió al análisis de las cajas negras del aparato. Y Alexander Smirnov, director de la compañía aérea afectada, afirmó que el accidente fue consecuencia de "una acción mecánica exterior en la aeronave".

El medio británico The Daily Mail publicó hoy un reportaje sobre los últimos minutos de vida de los pasajeros, una información que también ayuda a esclarecer la naturaleza del accidente. 

Según relata, el avión sufrió sacudidas antes de iniciar el descenso y colisionar contra el suelo. Algunos tripulantes, todavía sujetos a sus asientos mediante el cinturón de seguridad, fueron absorbidos por un agujero que se abrió al fondo de la nave como consecuencia del desprendimiento de la cola. El siniestro se produjo 23 minutos después del despegue.

The Daily Mail subraya algunos datos que permiten comprender el origen del siniestro. Por ejemplo, ni el piloto ni el copiloto advirtieron de que la nave sufriera algún problema antes de que se produjera el accidente, lo que aleja que un fallo técnico fuera la causa. Además, un satélite infrarrojo de los Estados Unidos detectó en la ruta del avión una única ráfaga de calor, potente, instantes antes de que se estrellara. Un dato que apunta a que junto a los 224 pasajeros pudo viajar también una bomba. Una hipótesis que Paul Beavor, analista militar citado por el medio británico, considera plausible. Otra posibilidad es que algún fallo técnico provocara una súbita explosión.

Mientras continúa el traslado de los cuerpos de las víctimas a Rusia, nuevos datos ofrecen información que permite proseguir con las investigaciones. Como los proporcionados por la agencia rusa Tass, que ha afirmado que en la zona del accidente se han encontrado "elementos que no forman parte del avión" y que serán "analizados". 

Hasta que se aclare lo ocurrido, compañías como la alemana Lufthansa y la francesa Air France han renunciado a sobrevolar la península del Sinaí.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación