Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los brasileños le respondieron con cacerolazos a Lula

Miles de personas repudiaron un aviso de propaganda del Partido de los Trabajadores transmitido por cadena nacional

Los cacerolazos fueron escuchados en varios barrios de las principales ciudades del país.

Los cacerolazos fueron escuchados en varios barrios de las principales ciudades del país, entre ellas San Pablo, Río de Janeiro y Brasilia. | Foto por O globo

Los cacerolazos fueron escuchados en varios barrios de las principales ciudades del país, entre ellas San Pablo, Río de Janeiro y Brasilia.

Miles de brasileños respondieron con cacerolazos, bocinazos y abucheos al programa de propaganda política transmitido en cadena nacional de radio y televisión por el oficialista Partido de los Trabajadores (PT), que salió en defensa del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Aguas Claras, Distrito Federal brasileño.

Los cacerolazos fueron escuchados en varios barrios de las principales ciudades del país, entre ellas San Pablo, Río de Janeiro y Brasilia, en señal de protesta contra el PT, formación que se ha visto salpicada por un gigantesco escándalo de corrupción.

Durante la propaganda, un locutor arremete contra los sectores de la oposición que han solicitado la apertura de un juicio político contra la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, y contra aquellos que "calumnian" a Lula, investigado por la Justicia.

En el programa interviene el propio Lula, quien comenta la situación del país y destaca los logros conseguidos por Brasil en la última década, aunque se abstiene de mencionar su propia situación judicial.

Cacerolazo en Recife.

El ex mandatario recordó que Brasil es el país que más redujo las desigualdades sociales y las tasas de pobreza y recalcó que las críticas contra el PT "vienen de los que no quieren dividir asiento de avión con el pueblo".

"Nos equivocamos, pero acertamos. Lo tenemos todo para volver a crecer", comentó el ex presidente, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010.

Lula es objeto de dos investigaciones por supuesto "ocultamiento de patrimonio", pero ha sido defendido por el PT, que atribuye las acusaciones a supuestas maniobras de sus adversarios políticos para "ensuciar su nombre".

El ex jefe de Estado, quien se ha considerado a sí mismo como "el alma viva más honesta de Brasil", deberá declarar ante la Fiscalía por un caso de lavado de dinero y ocultación de patrimonio de un apartamento situado en el balneario de Guarujá, en el litoral de San Pablo.

La declaración del ex presidente fue suspendida temporalmente el pasado 17 de febrero por el Consejo Nacional del Ministerio Público, órgano que supervisa a las fiscalías y que este martes autorizó al promotor del caso retomar las investigaciones y marcar una nueva fecha.

Los cacerolazos han acompañado en el último año a las propagandas del PT, así como a varias apariciones de Rousseff en televisión, lo que llevó a la presidente a abstenerse el pasado mayo de pronunciar un discurso para conmemorar el Día del Trabajo.

La popularidad de Rousseff se encuentra completamente arañada debido a la aguda crisis económica y política que atraviesa el país, cuya economía caerá un 3,70 % en 2015, según cálculos oficiales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación