Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los brasileños fueron espiados, según diarios

Según O Globo y The Guardian, EE. UU. interceptó comunicaciones

O Globo publicó ayer un reportaje en el que reveló que Brasil, al igual que la mayoría de los países del mundo, ha sido espiado por los programas de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

O Globo publicó ayer un reportaje en el que reveló que Brasil, al igual que la mayoría de los países del mundo, ha sido espiado por los programas...

O Globo publicó ayer un reportaje en el que reveló que Brasil, al igual que la mayoría de los países del mundo, ha sido espiado por los programas de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

Londres/Río de Janeiro. El servicio secreto estadounidense NSA espió a brasileños infiltrándose en su sistema de comunicaciones, según publicó ayer el diario brasileño O Globo, en una información realizada en colaboración con el británico The Guardian.

Estos nuevos datos sobre el espionaje del NSA también han sido recopilados por el antiguo técnico de la CIA Edward Joseph Snowden, reclamado por EE. UU.

Según los documentos a los que ha tenido acceso O Globo, en la última década personas residentes o de paso en Brasil y empresas instaladas en este país fueron el objetivo de la NSA. De acuerdo con el periodista del Guardian, Glenn Greenwald -que firma la información junto a los reporteros Roberto Kaz y Jose Casado de O Globo- millones de e-mails y llamadas telefónicas fueron interceptados, recopilados y almacenados por el servicio secreto durante años.

Brasil es, de hecho, el país de América Latina que más ha sido espiado, si bien las informaciones no dan números precisos sobre el espionaje.

El país sudamericano aparece destacado en los mapas de la agencia estadounidense como un blanco prioritario en el tráfico de telefonía y datos, junto a países como China, Rusia, Irán y Paquistán, según el diario brasileño.

El diario brasileño y británico detallan cómo el NSA ha llevado a cabo esta vigilancia a través de su programa Fairview. Para ampliar su radio de acción, la agencia se alía con socios corporativos "capaces de facilitarle el acceso a las comunicaciones internacionales", según los documentos a los que accedió O Globo.

Tras su alianza con una gran empresa de telecomunicaciones estadounidense (cuyo nombre no queda claro en los documentos de Snowden), ésta se alía a su vez con un servicio de telecomunicaciones local. De este modo, tiene acceso a las redes de comunicaciones locales.

La Cancillería pidió explicaciones al embajador de EE. UU. en Brasilia, Thomas Shannon, y la legación diplomática brasileña en Washington hizo lo mismo con el Departamento de Estado.

Brasil también lanzará una iniciativa en la ONU con el objetivo de "prohibir abusos e impedir la invasión de la privacidad" de los usuarios de Internet y telecomunicaciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación