Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Liberan a hija de alto funcionario en Colombia

Estuvo raptada durante 48 horas y sus captores la dejaron abandonada en una carretera al noreste del país, dijo el gobierno.

Daniela Mora junto a su padre Diego Mora, tras ser liberada sana y salva. foto edh /EFE

Daniela Mora junto a su padre Diego Mora, tras ser liberada sana y salva. foto edh /EFE

Daniela Mora junto a su padre Diego Mora, tras ser liberada sana y salva. foto edh /EFE

BOGOTÁ. El secuestro de la niña Daniela Mora, hija de un alto funcionario del Gobierno colombiano, concluyó ayer con final feliz después de que sus captores, asfixiados tras 48 horas de una fuerte presión policial y gubernamental, liberaran a la menor en una carretera del noreste del país.

La pequeña, de 11 años, había sido raptada al salir de una clase extraescolar el pasado jueves, cuando desconocidos interceptaron el vehículo en el que se desplazaba y se la llevaron, dejando al conductor abandonado a las afueras de Cúcuta, capital del departamento del Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

No lejos de allí, en una carretera que une las poblaciones de El Zulia y Cornejo, fue liberada por sus captores, de los que se sabe que son al menos "tres individuos" pertenecientes a la "delincuencia común", según dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, al anunciar el desenlace de esta historia.

Daniela fue entregada a sus padres por el director de la Policía nacional, general Rodolfo Palomino, y trasladada a Cúcuta para chequeo médico.

La niña es hija de Diego Mora, director de la Unidad Nacional de Protección, adscrita al Ministerio del Interior que tiene a su cargo la seguridad de funcionarios, líderes sociales, periodistas, que están amenazados. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación