Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Legisladores EE. UU. se reunieron con cardenal y funcionarios cubanos

El senador demócrata de EE. UU., Patrick Leahy (centro), participa junto al también senador, Chris Van Hollen (izquierda) y el representante Peter Welch (derecha) ayer, durante una rueda de prensa ofrecida en La Habana (Cuba). Foto EDH / efe

El senador demócrata de EE. UU., Patrick Leahy (centro), participa junto al también senador, Chris Van Hollen (izquierda) y el representante Peter Welch (derecha) ayer, durante una rueda...

El senador demócrata de EE. UU., Patrick Leahy (centro), participa junto al también senador, Chris Van Hollen (izquierda) y el representante Peter Welch (derecha) ayer, durante una rueda de prensa ofrecida en La Habana (Cuba). Foto EDH / efe

LA HABANA. La delegación de legisladores estadounidenses, encabezada por el senador demócrata Patrick Leahy, se reunió ayer con funcionarios cubanos y con el cardenal Jaime Ortega, al cierre de una visita a la isla un mes después de la histórica reconciliación entre ambos países.

"Nos reunimos con gente, desde la agricultura y la tecnología, a las artes cubanas y al cardenal Ortega, quien ha trabajado conmigo y con otros para facilitar con el Vaticano las conversaciones con el presidente (Barack) Obama", dijo Leahy en una rueda de prensa al cerrar una visita de dos días a La Habana.

Bajo el liderazgo de Ortega, la Iglesia Católica se convirtió en el único interlocutor del régimen de Raúl Castro en la isla comunista, lo que permitió la liberación de unos 130 presos políticos en 2010 y 2011. Otros 53 fueron excarcelados en las últimas semanas, como gesto hacia EE. UU., tras quedar atrás la enemistad mutua.

Leahy, que en los últimos años viajó varias veces a la isla para mediar en la liberación del contratista Alan Gross, ha liderado este grupo de legisladores que deja la isla solo dos días antes del inicio del diálogo entre Cuba y EE. UU. para normalizar relaciones, con la llegada el miércoles de una delegación encabezada por la secretaria de Estado para Latinoamérica, Roberta Jacobson.

Preguntado por la posibilidad de que se decida en esos encuentros la apertura de embajadas, el senador Leahy señaló que "sería lógico" que ese sea uno de los primeros asuntos en abordar.

"No es lógico que digamos a los estadounidenses: pueden viajar a Cuba, pero allí no hay una embajada en caso de tengan un problema, o si eres un hombre de negocios, no tienes un representante de comercio que te asista. Eso no tiene sentido", aseveró.

La delegación de congresistas llegó a la isla el pasado sábado, donde han mantenido reuniones con representantes de la sociedad civil, con el cardenal Jaime Ortega y con varios funcionarios del Gobierno cubano, incluido su canciller, Bruno Rodríguez.

Sobre el encuentro con el canciller, el senador por Illinois Richard Durban explicó que no se han abordado cuestiones "delicadas" sobre derechos humanos, aunque consideró positivo que las autoridades cubanas estén dispuestas a abrir la isla a las telecomunicaciones y extender Internet.

Al acercarse las conversaciones entre Estados Unidos y Cuba esta semana, una alta funcionaria del gobierno afirmó ayer que los derechos humanos y la democracia están en al centro de la política de EE. UU. hacia la isla, publicó el diario El Nuevo Herald.

La funcionaria informó que el tema de los derechos humanos se tratará en las conversaciones migratorias el próximo 21 de enero y sobre la normalización de relaciones el 22, ambas a realizarse en el Palacio de Convenciones en La Habana y a las que asistirán la subsecretaria de Estado, Roberta Jacobson, el subsecretario asistente del Buró para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Edward Alex Lee y, por la parte cubana, Josefina Vidal, directora general de EE. UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores.

La funcionaria, que dijo estar al tanto de los arrestos recientes a activistas, opositores y a la artista Tania Bruguera —que intentó realizar un performance con micrófono abierto en la Plaza de la Revolución— señaló que la administración no tenía "ilusiones" con respecto al gobierno de Raúl Castro, "y por eso la promoción de los derechos humanos y la democracia van a estar en el centro de nuestra política".

La agenda para el encuentro tiene objetivos modestos y se centrará sobre todo en la reapertura de la embajada, la eliminación de restricciones de viaje a los diplomáticos estadounidenses y el libre acceso de los cubanos a la sede diplomática. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación