Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las frases más importantes del histórico discurso del papa Francisco en el Capitolio

Ante el pleno del Congreso norteamericano, el sumo pontífice dio mensajes sobre el fundamentalismo, la pena de muerte, el tráfico de armas y la inmigración

El papa Francisco se convirtió hoy en el primer sumo pontífice de la historia en hablar ante el pleno del Congreso de Estados Unidos, en uno de los más esperados mensajes de su gira.

En un extenso discurso, varias fueron las oportunidades en que los legisladores norteamericanos colmaron de aplausos al Papa, quien condenó el fundamentalismo, la pena de muerte, y el tráfico de armas, se refirió a la inmigración y destacó el rol de los jóvenes en la sociedad actual.

Fundamentalismo

"Combatir la violencia perpetrada bajo el nombre de una religión, una ideología, o un sistema económico y, al mismo tiempo, proteger la libertad de las religiones, de las ideas, de las personas requiere un delicado equilibrio en el que tenemos que trabajar"

"Ninguna religión es inmune a formas de engaño individual o extremismo ideológico. Esto significa que debemos estar particularmente atentos a toda forma de fundamentalismo, tanto religioso como de otro tipo"

"Imitar el odio y la violencia de los tiranos y asesinos es el mejor modo de tomar su puesto. Esto es algo que ustedes, como pueblo, rechazan. La nuestra debe ser una respuesta de esperanza y de sanación, de paz y de justicia"

Inmigración

"Les hablo como hijo de inmigrantes. La gente de este continente no le tememos a los extranjeros porque nosotros alguna vez fuimos extranjeros"

"La marcha que Luther King encabezó como parte de su campaña de cumplir su sueño de plenos derechos de civiles y políticos afroestadounidenses continúa inspirándonos. Estoy feliz de que Estados Unidos continúe siendo para muchos una tierra de sueños"

"Nuestro mundo está enfrentando una crisis de refugiados de proporciones tales que no se veía desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial. No debemos dejarnos asustar de su número, más bien verlos como personas, mirando sus rostros y escuchando sus historias, intentando responder lo mejor que podemos a sus situaciones. Recordemos la regla de oro: haz a los otros lo que quisieras que los otros te hicieran a ti"

Pena de muerte

"Hay que defender la vida humana en cada etapa de su desarrollo. Esta convicción me ha llevado desde el inicio de mi ministerio a apoyar la abolición global de la pena de muerte, porque cada vida es sagrada"

Guerra y tráfico de armas

"¿Por qué se venden armas letales aquellos que planean generar sentimientos indescriptibles a personas? Tristemente la respuesta la sabemos: es por el dinero. Es dinero que está empapado en sangre. Ante este silencio vergonzoso es nuestro deber enfrentar el problema y detener el tráfico de armas".

Jóvenes y familia

"En especial quiero llamar la atención a los miembros de las familias que son los más vulnerables: los jóvenes. Muchos parecen desorientados y no tienen un blanco, atrapados en un laberinto de violencia, abuso y desesperación. Sus problemas son nuestros problemas. No podemos evitarlos. Tenemos que enfrentarlos juntos, hablar con ellos".

"Vivimos en una cultura que presiona a los jóvenes a no armar a una familia, se los convence de que no la inicien. No puedo ocultar mi preocupación por la familia, que está siendo amenazada como nunca antes".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación