Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las 5 cosas que debes saber sobre el virus del ébola

Especialistas aseguran que aunque la enfermedad mata a un 90 % de quienes la contraen, la posibilidad de contagiarse es remota.

Las 5 cosas que debes saber sobre el virus del ébola

Las 5 cosas que debes saber sobre el virus del ébola

Las 5 cosas que debes saber sobre el virus del ébola

Actualmente el mundo vive un brote sin precedentes del virus del ébola, tanto por su expansión geográfica como por el número de infectados.

Hasta el momento, el ébola se ha cobrado la vida de al menos 932 personas, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Y si bien la enfermedad es letal, pues mata a un 90 % de quienes la contraen, la posibilidad de contagiarse es increíblemente remota, dicen especialistas en salud. Y agregan que no debes entrar en pánico por los dos pacientes estadounidenses que están siendo tratados en Atlanta.

A continuación te presentamos las cinco cosas debes saber sobre el virus del ébola:

1. El virus es frágil

No vuela en el aire con facilidad y no se contagia mediante la tos o un estornudo. Tampoco se tramsite fácilmente de un humano a otro.

El virus del ébola se propaga a través del contacto directo con la sangre, secreciones u otros fluidos corporales de personas enfermas y por el contacto indirecto con agujas y otras cosas que pueden estar contaminadas con estos fluidos.

2. Médicos saben cómo controlarlo

Es cierto, no existe una vacuna ni cura contra el virus. La única ventaja real contra el ébola es que los médicos saben cómo funciona y cómo controlarla.

De acuerdo a los especialistas, el ébola es un virus que puede ser detenido y que no se propaga en los hospitales. La higiene puede detener su propagación.

3. Existen los recursos para contenerlo

Existe equipo de aislamiento especial para tratar a personas infectadas con el virus.

Por ejemplo, los dos pacientes estadounidenses con ébola que volaron a Estados Unidos lo hicieron en un avión equipado con una cápsula de aislamiento.

William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas en la Escuela de Medicina de la Universidad de Vanderbilt, agrega que cualquier centro médico importante podría realmente ocuparse de un paciente infectado con el virus.

Las UCI de los centros médicos importantes alrededor del mundo tienen salas aisladas que se usan para pacientes con tuberculosis, síndrome respiratorio agudo severo (SARS, por sus siglas en inglés), síndrome respiratorio del Oriente Medio u otras enfermedades infecciosas.

Schaffner agrega que no son muy diferentes de un paciente con ébola, pero que se podrían tomar precauciones más estrictas respecto de los que entran y salen de la habitación del paciente.

4. Hay personal médico capacitado

Bruce Ribner, quien supervisa la unidad especial de aislamiento que trata a los pacientes en el Hospital Universitario de Emory, en EE.UU., dice que han sido capacitados para controlar el ébola.

Agrega que son capaces de reconocer los casos de ébola y que pueden ponerlos en cuarentena anticipadamente, evitando que otros entren en contacto con los fluidos corporales de una persona infectada.

5. Los aeropuertos están en alerta

En África, los pasajeros de los aeropuertos de las zonas afectadas por el brote de ébola son examinados cuidadosamente. Los expertos observan a personas que presentan fiebre alta.

Quienes presentan un cuadro febril son aislados y monitoreados mientras los doctores examinan su sangre para determinar si están infectados.

De acuerdo a la OMS, los síntomas del ébola son: aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolores musculares, de cabeza y de garganta, lo cual va seguido de vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas.

El periodo de incubación (intervalo desde la infección hasta la aparición de los síntomas) oscila entre 2 y 21 días.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación