Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Largas colas para comprar productos "regulados"

En enero se registraron los precios más altos de la canasta alimentaria en cinco años: subió 9.51 %

Según medios venezolanos, los consumidores se quejan del tiempo de las colas para comprar un solo producto. Foto edh /efe

Según medios venezolanos, los consumidores se quejan del tiempo de las colas para comprar un solo producto. Foto edh /efe

Según medios venezolanos, los consumidores se quejan del tiempo de las colas para comprar un solo producto. Foto edh /efe

VENEZUELA. Según relata el diario El Universal, las colas para comprar productos regulados en los supermercados aumentaron visiblemente este fin de semana.

Además de las marchas, barricadas y enfrentamientos en las calles venezolanas, sus habitantes se enfrentan al desabasto de alimentos, un problema que afecta a familias enteras, incluyendo a niños.

El plan comenzó a aplicarse el 10 de febrero y se ha ido extendiendo a los establecimientos como una medida para evitar la escasez de alimentos.

Con este plan se puede adquirir un máximo de 4 kilos de azúcar, leche, café y harina. También hay restricciones en productos como mantequilla, pollo, carne, detergentes, papel higiénico y artículos de cuidado personal.

Además, actualmente Venezuela afronta un escenario de desabasto de papel para los diarios impresos, de insulina en los hospitales, entre otros productos.

En los mercados socialistas conocidos como Bicentenario y en otros automercados privados se hicieron colas de una hora o más para comprar algún producto o pagar en caja.

Según El Universal, en varios locales las empresas decidieron dividir las cajas en dos: las dedicadas a vender harina de maíz precocida, y el resto a las compras usuales. Quienes entrasen para el segundo fin no tenían derecho a comprar la harina.

Quienes querían el alimento hicieron entre 40 minutos y una hora -con número en mano- para comprar cinco kilos. Para algunos era poco tiempo. "En el Ipsfa hice una cola de cinco horas por un kilo de leche y dos de harina. Soy hipertensa y me sentía muy mal", relató Eneida Medrano.

Alimentos caros

La canasta alimentaria normativa que mide el Instituto Nacional de Estadística (INE) reveló que en enero de este año los precios subieron 9.51 %. Esa es la variación más alta que se ha registrado para un mes similar en los últimos cinco años.

Este valor está por encima de los picos que se registraron en 2009: 7.45 % en julio y 4.37 % en enero de ese año.

Según el organismo, las familias gastaron en enero Bs 3,640.55 ($578.76) en la compra básica de alimentos. Ese monto también es el más elevado desde 2009.

Y si se compara el monto de la canasta alimentaria de enero 2014 con el mismo mes de 2009 (Bs 915.40) ($145.55), el incremento en los precios es de 297.70 %.

El Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda) informó el resultado de su medición del costo de la canasta alimentaria: 6.623,60 bolívares ($1,054.01) en enero y 6.818,69 bolívares ($1,085.06) en febrero, casi el doble de la reportada por el INE.

En los mercados, formales o no, los alimentos registran aumentos significativos de precios.

Los consumidores reportan que por el kilo de harina precocida de maíz, que está fijado en Bs 7.41 ($1.18), pagan entre Bs 22 ($3.50) y 35 ($5.57).

El precio del café ha encendido las alarmas. Las presentaciones reguladas no se consiguen siempre y por el tipo gourmet pagan hasta Bs 270 ($42.97) el kilo y Bs 100 ($15.91) por el medio kilo.

Por el kilo de queso amarillo, que está regulado entre Bs 58.32 ($9.28) y Bs 66.30 ($10.55), pagan por encima de Bs 200 ($31.83) el kilo. Los quesos blancos artesanales, cuyos precios no están controlados, rondan los Bs 300 ($47.74) por kilogramo.

Los venezolanos pagan, al menos, Bs 40 ($6.37) por el kilo de pollo y Bs 90 ($14.32) por el de los cortes de primera que están regulados en Bs 27,29 el kilo. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación