Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El kirchnerismo acelera la campaña y aparta a Boudou

ARGENTINA. Mientras la gobernante Cristina Fernández se recupera de una neurocirugía, el oficialismo pisa el acelerador en plena campaña electoral, asegura que ella sigue al mando pese a su convalecencia y relega al cuestionado vicepresidente Amado Boudou.

El jefe de Gabinete argentino, Juan Manuel Abal Medina, insiste en que es Fernández y no Boudou quien toma las decisiones importantes y ha asegurado que, "conociéndola", volverá a estar activa tan pronto como sea posible.

Analistas locales coinciden en que las decisiones del Gobierno se toman en el reducido círculo íntimo de ella, en el que figuran, entre otros, su hijo Máximo Kirchner, que no se ha separado de ella en el hospital.

Boudou, cuestionado por su presunta vinculación con escándalos de corrupción, mantiene la representación formal del Gobierno, tal como marca la Constitución en casos de ausencia de la presidenta, pero ha sido relegado a un segundo plano, se han suspendido los actos encabezados por él y se ha evitado su aparición junto a los candidatos. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación