Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Kiev y prorrusos pactan cese al fuego en Ucrania

El acuerdo permite retiro de armamento pesado de zona en conflicto

MINSK. Ucrania y los rebeldes prorrusos acordaron ayer un cese al fuego, el primer paso para poner fin a un conflicto en el este ucraniano que provocó la peor disputa entre Moscú y Occidente desde el fin de la Guerra Fría.

El acuerdo, que entró en vigor ayer, se alcanzó en conversaciones de paz de representantes de Rusia y el organismo de control de seguridad OSCE y grupos de derechos humanos en la capital bielorrusa, Minsk.

El pacto permite el intercambio de prisioneros, la entrega de ayuda humanitaria y el retiro de armamento pesado tras cinco meses de un conflicto que ha dejado más de 2,600 muertos.

Muchos residentes y combatientes se mostraron escépticos respecto a que el cese al fuego dure por mucho tiempo o que genere las bases para un acuerdo de paz a largo plazo. Las partes siguen enfrentadas respecto al futuro de la región.

Pese al cese al fuego, los embajadores de la Unión Europea alcanzaron un acuerdo para mayores sanciones contra Rusia por su participación en la guerra en Ucrania. Las medidas podrían implementarse el lunes, dijeron fuentes en Bruselas.

Los diplomáticos destacaron que las sanciones podrían suspenderse si Rusia retira sus tropas de Ucrania.

"El mundo entero ansía la paz, todo Ucrania ansía la paz, incluyendo a los millones de residentes de Donbass (en manos rebeldes)", detalló el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, en un comunicado y agregó que había ordenado a sus fuerzas armadas detener las hostilidades.

El Kremlin celebró el acuerdo, basado en las propuestas del presidente ruso, Vladimir Putin.

Sergei Taruta, el gobernador pro Kiev de la región de Donetsk, que está en el centro de la rebelión, dijo a Reuters que esperaba que el acuerdo se mantenga, pero un importante líder rebelde declaró que los separatistas todavía querían separarse formalmente de Ucrania.

Los enfrentamientos comenzaron a mediados de abril en el este de Ucrania, luego que Rusia anexó la península de Crimea tras la destitución del expresidente ucraniano afín a Moscú. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación