Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU.

Juzgarán como adulto a joven que apuñaló a estudiantes en Pensilvania

Autoridades descartaron que el atacante tenga problemas mentales. Se le acusa de cuatro cargos de intento de homicidio

Alex Hribal mientras era trasladado al centro de readaptación juvenil.

Alex Hribal mientras era trasladado al centro de readaptación juvenil.

Alex Hribal mientras era trasladado al centro de readaptación juvenil.

Las autoridades estadounidenses identificaron al atacante del instituto Franklin Regional de Murrysville (Pensilvania) como Alex Hribal, estudiante de 16 años, que será juzgado como un adulto por herir a cuchilladas a 21 personas, cuatro de ellas de gravedad, en la mañana de ayer, miércoles.

De esta forma, el joven, que está detenido sin derecho a fianza en el centro de detención juvenil del condado de Westmoreland, se enfrenta a cuatro cargos de intento de homicidio, 21 cargos de asalto agravado y un cargo por posesión de un arma en la escuela.

El portavoz de seguridad pública del condado Westmoreland, Dan Stevens, dijo que el sospechoso, un alumno de 16 años, fue detenido e interrogado por la Policía antes de ser llevado a un hospital para ser atendido de heridas menores en la cabeza.

Stevens añadió que el sospechoso utilizó dos cuchillos en su ataque, ocurrido antes de que comenzaran las clases en la escuela, situada en Murrysville, unos 40 kilómetros al este de la ciudad de Pittsburg, pero no precisó cuáles pudieron ser los móviles del incidente.

Algunos de los heridos en la escuela Franklin fueron trasladados en helicóptero a hospitales del área, incluido el hospital regional Forbes, en la localidad de Monroeville, donde llegaron ocho heridos.

Mark Rubino, un médico del hospital Forbes, dijo que tres de los estudiantes que llegaron allí heridos requirieron una operación quirúrgica y dos se encuentran en condición crítica.

Las autoridades médicas han informado de que al menos siete jóvenes sufrieron heridas graves y que el atacante causó cortes y heridas penetrantes en tórax y abdomen que afectan órganos vitales.

El jefe de la policía de Murrysville, Thomas Seefeld, dijo que el subdirector de la escuela, Sam King, sujetó y derribó al atacante después de que causara una herida en el abdomen a un guardia de seguridad.

Kelly Kochamba, portavoz del Buró Federal de Investigaciones (FBI), indicó que apoyan la investigación, pero que la dirige la policía local.

La localidad de Murrysville tiene unos 20.000 habitantes y la escuela Franklin unos 1,200 alumnos.

Gracey Evans, una alumna de primer año de secundaria, dijo que unos veinte minutos después su llegada a la escuela, escuchó gritos y vio "a un chico vestido todo de negro que corría por el pasillo, acuchillando a todos los que encontraba a su paso".

Otro alumno la protegió del atacante, relató Evans, y recibió una herida en la espalda, mientras cerca otro estudiante fue acuchillado en el estómago.

Evans dijo a los medios locales que ella y otros escolares atendieron con los primeros auxilios a los heridos hasta que llegó el personal de socorro.

En las últimas décadas han ocurrido en Estados Unidos decenas de incidentes de violencia armada en las escuelas primarias y secundarias y en universidades, y desde 1995 al menos en cuatro de estos hechos han muerto más de diez personas.

La directora de la escuela, Roberta Cook, dijo que el distrito Franklin ha llevado a cabo sesiones de instrucción para responder con un procedimiento preestablecido a situaciones de emergencia colectivas.

"Ésta es la instrucción que una tiene la esperanza de que jamás sea necesario aplicarla", señaló Cook, y agregó que "todos están haciendo lo que se supone que debían hacer: los administrativos, el personal de emergencia, los maestros, todos".

Según el protocolo rutinario en escuelas, empresas y agencias del Gobierno, cuando suena una alarma de ataque, las personas se encierran en aulas u oficinas a la espera de que lleguen las fuerzas de seguridad.

Cook explicó que este ataque ocurrió antes de que comenzaran las actividades en las aulas, "cuando están todos en los pasillos y es más difícil establecer la seguridad en todo el edificio".

"La mayor parte de la instrucción para emergencias que se ha hecho en el distrito se ha enfocado a la presencia de alguien con un arma de fuego, no alguien que tiene un cuchillo", agregó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación