Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Juez mexicano acusa a El Chapo de narcotráfico y delincuencia

Hoy un juez decidirá si hay suficientes elementos para iniciarle un juicio al capo

Joaquín El Chapo Guzmán

MÉXICO. El capo de las drogas Joaquín El Chapo Guzmán fue formalmente acusado de cargos de narcotráfico y delincuencia organizada, con lo cual empieza un proceso legal que hace improbable una extradición rápida a EE. UU.

El señalado como cabecilla del cártel de Sinaloa fue notificado de las acusaciones, que incluyen tráfico de cocaína, dentro del penal de máxima seguridad en el que fue internado tras su aprehensión el fin de semana, informó ayer el Consejo de la Judicativa Federal (CJF).

La acción legal fue emprendida por el titular del Juzgado Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México en cumplimiento a un procedimiento iniciado el 7 de julio de 2009

El CJF señaló que Guzmán, quien tiene otras órdenes de aprehensión en su contra acumuladas desde que se fugó de la prisión en 2001, está recluido desde el pasado sábado en la cárcel del Altiplano, ubicada en Almoloya de Juárez, en el Estado de México. 

Un juez tiene hasta hoy para decidir si hay elementos suficientes para iniciar un juicio contra Guzmán, pero un funcionario federal mexicano dijo a The Associated Press que El Chapo, de 56 años, afronta una serie de otros cargos en México.

Se cree que el cartel de Sinaloa traficaba con cocaína, marihuana, heroína y metanfetaminas en unos 54 países. Analistas opinan que ante la falta de El Chapo, otros cárteles interpretarán esto como una debilidad y tratarán de recomponerse y lanzar una violenta ofensiva para controlar los territorios de los que fueron desplazados (ver infografía aparte).

Cualquier fallo en otros cargos en su contra retrasará una posible extradición, dijo el funcionario, quien habló bajo condición de anonimato. El capo afronta cargos en por lo menos 7 tribunales estadounidenses.

Sin mencionar por su hombre a Guzmán, el presidente Enrique Peña Nieto reconoció ayer a las fuerzas de seguridad por la captura de quien calificó como "uno de los delincuentes más buscados a nivel internacional", aunque dijo que el arresto "de ninguna manera debe ser motivo para caer en triunfalismos".

El Consejo de la Judicatura refirió que Guzmán rindió una primera declaración el domingo, un día después de que fuera detenido en el balneario norteño de Mazatlán, hasta donde llegó tras escaparse de una de sus casas en otra localidad, Culiacán, a través de un túnel escondido debajo de una bañera.

Los jurados de investigación de al menos siete tribunales federales de distrito en Estados Unidos -como Chicago, San Diego, Nueva York y Texas- ya han emitido acusaciones contra Guzmán por varios cargos, que van desde contrabando de cocaína y heroína hasta participar en una organización criminal relacionada con asesinatos y la delincuencia organizada.

Sobre extradición

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, dijo ayer que el Gobierno de México tomará la determinación que mejor convenga sobre si extradita o no a El Chapo.

Admitió que Estados Unidos podría hacer una solicitud de este tipo pero aclaró que el Gobierno mexicano debe decidirlo.

También ayer se informó que representantes legales de El Chapo Guzmán solicitaron un amparo para intentar evitar su extradición a EE. UU., informó una autoridad judicial.

La solicitud fue interpuesta en un juzgado de la ciudad de México y los representantes de Guzmán tienen 24 horas para ratificarla a fin de que el juez decida si analiza o no el pedido, señaló a The Associated Press la autoridad judicial, no autorizada a ser identificada por políticas internas que impiden dar conocer detalles de procesos abiertos.  —AGENCIAS. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación