Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Johnson destacó los esfuerzos de Guatemala para frenar migración

El Secretario de Seguridad Interna de EE. UU. elogió la colaboración que el país centroamericano brinda para reducir la inmigración ilegal de niños.

En el año fiscal 2014, Estados Unidos detuvo a 16 mil 404 menores de El Salvador. Foto EDH / Archivo

En el año fiscal 2014, Estados Unidos detuvo a 16 mil 404 menores de El Salvador. Foto EDH / Archivo

En el año fiscal 2014, Estados Unidos detuvo a 16 mil 404 menores de El Salvador. Foto EDH / Archivo

En la conferencia sobre "Seguridad Fronteriza en el Siglo XXI", el secretario de Seguridad Interna de EE. UU., Jeh Johnson, destacó los esfuerzos realizados por el gobierno de Guatemala para reducir el número de niños que emigran solos a Estados Unidos, pero no mencionó a El Salvador ni a Honduras.

Johnson señaló a Guatemala como el país que ha realizado esfuerzos importantes para frenar la inmigración ilegal de niños hacia el país del norte.

El Secretario de Seguridad Interna se reunió con el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, el embajador de ese país en EE. UU., Julio Ligorría, y otros funcionarios, para trabajar en acciones que pudiesen frenar la migración infantil.

Johnson elogió el trabajo del embajador Ligorría por sus compatriotas, en especial por los migrantes.

Ya en julio pasado, cuando el secretario de Seguridad visitó Guatemala, había elogiado la campaña de información que Guatemala impulsa para frenar la ola de menores migrantes a EE. UU.

"Es peligroso enviar a los niños en este viaje tan arduo y tortuoso hacia EE. UU. Estas redes de criminales, que a cambio de dinero dicen que van a llevar a los niños a EE. UU., no están preocupadas por el bienestar de estos niños, consideran a estos niños un producto que intercambian por beneficio económico", dijo en esa visita.

Johnson también destacó la labor del presidente mexicano Enrique Peña Nieto, por informar sobre los peligros que implica viajar ilegalmente a Estados Unidos, y sobre todo, en el caso de los menores no acompañados.

La inmigración de niños centroamericanos provocó este año, una de las peores crisis migratorias de las últimas décadas en Estados Unidos.

El aumento de un 77 % en el número de menores que cruzaron solos la frontera con México en el año fiscal 2014 (que culminó el 30 de septiembre pasado), superó los 68 mil 541 infantes que fueron detenidos cuando intentaban entrar a EE. UU.

Esta cifra está comprendida entre el 1 de octubre de 2013 y el 30 de septiembre de 2014, frente a los 38 mil 759 del anterior año fiscal, según el informe de cierre del ejercicio de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés).

Jeh Johnson reiteró que el flujo de niños centroamericanos ha bajado considerablemente en los últimos meses: de más de 10 mil que entraron ilegalmente en mayo de 2014, la cifra bajó a 2 mil 424.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación