Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Colombia

Jefes del ELN están en Venezuela, dice Ejército colombiano

Comandante colombiano dice que los cabecillas del Comando Central están escondidos en ese país

El general Alberto Mejía.

El general Alberto Mejía, comandante del Ejército de Colombia. | Foto por Internet

El general Alberto Mejía, comandante del Ejército de Colombia.

BOGOTÁ.  El comandante del Ejército colombiano, general Alberto Mejía, aseguró ayer que los cabecilla del terrorista Ejército de Liberación Nacional (ELN) están en Venezuela y que, “sin duda alguna”, desde ese país imparten instrucciones de ataques como el que dejó 11 militares y un policía muertos el lunes.

En varias entrevistas concedidas ayer a medios locales, el general Mejía explicó que los miembros del Comando Central (COCE) del ELN, encabezados por Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, están en Venezuela. 

En este sentido, explicó en una entrevista con Caracol Radio que esa guerrilla cuenta con unos 3.000 miembros “en armas” y tiene una fuerte presencia en los departamentos fronterizos con Venezuela de Norte de Santander y Arauca, “zonas limítrofes por razones obvias”. 

Once soldados y un policía murieron el lunes en un ataque del ELN contra una patrulla que transportaba material electoral de una comunidad indígena recabado durante los comicios locales y regionales del pasado domingo. 

La emboscada se produjo contra una patrulla en jurisdicción del municipio de Güicán, departamento de Boyacá, dentro del Parque Nacional Natural del Cocuy, un páramo de agreste geografía. 

Los soldados fueron rematados uno a uno con el tiro de gracia y sus cuerpos sembrados de explosivos, dijo el general José Humberto Jerez, responsable del operativo.

El ejército informó también que se produjeron las primeras detenciones con relación al ataque. 

Se trata de tres terroristas del ELN capturados en Arauca que, de acuerdo con fuentes oficiales, son indígenas y formarían parte de la Compañía Simacota de la guerrilla.

Además, en el combate desaparecieron dos soldados identificados como Antonio Rodríguez y Andrés Felipe Pérez, cuya “recuperación es la máxima prioridad operacional”, explicó el general Mejía. 

Tras el ataque, el presidente Juan Manuel Santos se reunió de urgencia con su equipo de seguridad y ordenó “arreciar ofensiva contra quienes no tomen el camino de la paz”, escribió en su cuenta de Twitter.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación