Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Israel y Hamás rompen la tregua

Ambas partes se acusan mutuamente, pero EE. UU. y ONU señalan que palestinos iniciaron

Una unidad de artillería israelí disparaba ayer hacia la Franja de Gaza; los disparos iniciaron luego del supuesto secuestro de un soldado israelí por parte de miembros de Hamás. foto edh / Reuters

Una unidad de artillería israelí disparaba ayer hacia la Franja de Gaza; los disparos iniciaron luego del supuesto secuestro de un soldado israelí por parte de miembros de...

Una unidad de artillería israelí disparaba ayer hacia la Franja de Gaza; los disparos iniciaron luego del supuesto secuestro de un soldado israelí por parte de miembros de Hamás. foto edh / Reuters

GAZA / JERUSALÉN. Menos de dos horas después de pactar una tregua que duraría tres días, Israel y Hamás rompieron el compromiso.

El gobierno israelí declaró ayer terminado el alto al fuego y volvió a bombardear Gaza en ataques que dejaron más de 50 palestinos muertos y 220 heridos, luego de anunciar que milicias palestinas habrían secuestrado a un soldado israelí y matado a otros dos.

Sami Abu Zuhri, un portavoz de Hamás, indicó que Israel estaba intentando engañar al mundo y "encubrir su masacre en Rafah".

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, convocó a una reunión especial de su gabinete de seguridad y advirtió a Hamás y otros grupos militantes que "enfrentarán las consecuencias de sus acciones".

La tregua de 72 horas anunciada por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, fue el intento más ambicioso hasta la fecha de acabar con tres semanas de combates, y se produjo después de una creciente presión internacional por la alta cifra de civiles palestinos muertos.

Kerry instó a Hamás, que no ha confirmado ni negado tener al soldado, a que lo libere de inmediato y sin condiciones. El funcionario estadounidense dijo que había pedido a Qatar, un cercano aliado de Hamás, y Turquía que ayuden a liberarlo, porque de lo contrario hay un riesgo de que aumente la escalada violenta.

"Va a ser muy difícil volver a conseguir un alto el fuego de nuevo si Israel y la comunidad internacional no confía en que Hamás puede cumplir", indicó Obama ayer en la Casa Blanca.

Y agregó: "Hay mucha rabia y desesperación y esa es una mezcla muy volátil (...) va a ser difícil, pero hay que seguir intentándolo".

Por su parte, Ban condenó la aparente violación de la tregua por parte de Hamás y demandó la liberación del soldado israelí.

Ban "está profundamente decepcionado por estos acontecimientos. El secretario general está muy preocupado por la reanudación de los ataques israelíes contra Gaza e instó a ambas partes a mostrar la máxima compostura y volver al acordado cese al fuego de 72 horas", dijo el portavoz de la ONU Stephane Dujarric.

Los militares israelíes dijeron que a los 90 minutos de haber empezado la tregua, los palestinos atacaron a soldados que buscaban túneles de infiltración en el sur de Gaza.

El alto al fuego había llevado a las familias palestinas a emprender el regreso a sus devastados barrios, donde las viviendas fueron reducidas a escombros, pero ayer volvieron a huir de la zona de combate.

El acuerdo entre Isarel y Hamás iba a ser seguido de negociaciones en El Cairo este domingo. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación