Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Investigan a periodista de BBC por "matar" en Twitter a reina Isabel

El incidente ocurrió la mañana del miércoles

Investigan a periodista de BBC por "matar" en Twitter a reina Isabel

Investigan a periodista de BBC por "matar" en Twitter a reina Isabel

Investigan a periodista de BBC por \"matar\" en Twitter a reina Isabel

La BBC ha abierto expediente disciplinario a su periodista multimedia Ahmen Khawaja, que el miércoles por la mañana armó un revuelo mundial al subir a su cuenta personal de Twitter está frase: «La Reina Isabel II ha muerto». La periodista reconoce que fue "una broma estúpida" y se ha excusado diciendo que aquel día olvidó su móvil en casa y eso la llevó a confundirse en el envío del tuit. Poco después de dar la noticia de su vida —sobre todo si fuese cierta— Khawaja subió otro tuit para aclarar que todos los mensajes anteriores quedaban eliminados.

La BBC ha presentado sus "disculpas formales". El error se produjo en el ensayo anual que lleva a cabo la cadena pública para preparar posibles fallecimientos de miembros de la Familia Real, lo que llaman «Obituario de Categoría 1». Esos ensayos se hacen, según la BBC, en estudios aislados y la directora de la prueba dio orden al equipo de no subir nada del asunto a las redes sociales.

El bulo-broma de Khawaja cobró verosimilitud porque justo en ese momento la Reina, que cumplió el mes pasado 89 años, se encontraba sometiéndose a su chequeo de salud anual en el Hospital Eduardo VII de Londres. Buckingham tiene como norma no informar de rumores sobre la salud de los miembros de la realeza británica. Pero ante la gravedad de la situación rompió ese principio y emitió un comunicado explicando que Isabel II se hallaba bien y simplemente estaba pasando su revisión médica anual.

Lo ocurrido ha suscitado enojo en Buckingham. No es la primera fricción entre la cadena y Palacio en los últimos tiempos. A comienzos de este año la BBC emitió un documental sobre el Príncipe Carlos en el que lo acusaba de utilizar a sus hijos para lavar su imagen tras la muerte de Diana y vender la imagen de un viudo preocupado por los huérfanos. Carlos logró incluso en un primer momento paralizar la emisión. También fue controvertido el modo en que la cadena cubrió los 60 años de la Reina en el Trono en 2012, el llamado Jubileo de Diamantes.

Huelga decir que el error con la falsa muerte de la Reina empaña el prestigio de la BBC, uno de los estandartes del Reino Unido en el mundo. Además, sucede justo cuando se ha abierto el debate sobre su posible privatización, que defiende el ala derecha del Partido Conservador, pues considera al ente pro laborista. La BBC se financia con el pago de un canon anual, que obliga a abonar casi 200 euros a todo ciudadano con televisor. El acuerdo entre el Gobierno y el ente público que instauró ese modelo expira el próximo año, de ahí que vuelva a estar sobre el tapete el futuro de la BBC.

Retomado a de vanguardia.com

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación