Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Investigan a narcos por traficar órganos de niños

Capturaron a sobrino de un jefe de los Caballeros Templarios

En la imagen, dos de los cabecillas del cártel de los Caballeros Templarios: Enrique Plancarte Solís, alias "Kike Plancarte" (iz), y Servando Gómez, alias "La Tuta". Ambos están prófugos. foto edh / internet

En la imagen, dos de los cabecillas del cártel de los Caballeros Templarios: Enrique Plancarte Solís, alias "Kike Plancarte" (iz), y Servando Gómez, alias "La Tuta". Ambos están...

En la imagen, dos de los cabecillas del cártel de los Caballeros Templarios: Enrique Plancarte Solís, alias \"Kike Plancarte\" (iz), y Servando Gómez, alias \"La Tuta\". Ambos están prófugos. foto edh / internet

MÉXICO. El gobierno de Michoacán anunció la captura de Manuel Plancarte Gaspar, a quien las autoridades investigan por su participación en una banda de traficantes de órganos en el estado, e identificado como sobrino de Enrique Plancarte Solís, uno de los cabecillas del grupo criminal Los Caballeros Templarios.

Junto a Plancarte fue detenido Ricardo Morales, acusado también de estar vinculado con una red de tráfico de órganos tomados de menores que eran secuestrados y trasladados a casas de seguridad.

En esos lugares la banda contaba "con equipo y médicos para extraer sus órganos y posteriormente venderlos", afirmó el secretario de Seguridad Pública del estado suroccidental de Michoacán, Carlos Hugo Castellanos.

"En el momento de su detención, se les aseguró un vehículo con reporte de robo, dinero en efectivo, y droga denominada krystal", dijo Castellanos.

Investigaciones previas indican que hay una "red de complicidades" de otras personas en la banda de traficantes, quienes "participaron en ubicar a personas con ciertas características, dando preferencia a menores de edad", explicó el titular de la SSP en la conferencia de prensa.

Por su parte, José Manuel Mireles, uno de los líderes de las autodefensas de Michoacán, expuso que una de las actividades criminales del grupo de Enrique Plancarte es el tráfico de órganos.

Este narró a Noticias MVS que en Tepalcatepec en una ocasión se detuvo un vehículo en el cual eran trasladados varios niños vivos dentro de una caja-congelador.

De acuerdo con Mireles, los menores eran de un colegio del Distrito Federal, a quienes sus padres habían dejado ir a la playa .

Las autoridades también investigan la posible vinculación de Los Caballeros Templarios con una red de pederastia que opera en Michoacán descubierta en los últimos meses del año pasado. La red, con sede en la capital del estado, Morelia, prostituye a niños de hasta 11 años por un precio que oscila de los 4.000 a los 10.000 dólares y que extiende sus servicios a las principales ciudades del país, incluyendo la Ciudad de México.

Los Caballeros Templarios habían expandido sus actividades delictivas desde hace varios años. El tráfico de órganos se añade a la extorsión, el contrabando, el robo de minerales, las violaciones y los secuestros que han sumido en el terror a la sociedad civil michoacana desde, por lo menos, 2008. El hartazgo por los abusos de la mafia propició la aparición de los grupos de autodefensa, civiles que desde el 24 de febrero de 2013 están en guerra abierta contra este grupo de crimen organizado.

Alias "Kike Plancarte", es uno de los cabecillas de los templarios más buscados por las autoridades federales, estatales, y de quien los grupos de civiles armados de las autodefensas piden su detención para deponer las armas.

"Kike Plancarte" está prófugo, junto con Servando Gómez Martínez, alias "La Tuta".

Las autoridades mexicanas ofrecen una recompensa de 10 millones de pesos (unos 770,000 dólares) a quien dé información que lleve a la detención de "Kike Plancarte", la tercera parte de la recompensa fijada por "La Tuta".

—AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación