Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Inmigrantes esperanzados en la visita papal a EE.UU.

El Papa Francisco hablará ante el pleno del Congreso de Estados Unidos el 24 de septiembre. En Nueva York se dirigirá a la Asamblea General de la ONU

Papa Francisco

El Papa Francisco será recibido por el presidente de EE. UU. Barack Obama apenas baje del avión papal.  | Foto por Archivo

Mujeres, hombres y niños de todas las edades que dejaron sus países huyendo de la violencia o para refugiarse por razones religiosas tienen sus esperanzas puestas en que el Papa Francisco “ore para que nos quedemos en este país”, y es lo que le pedirían cuando se reúnan con su Santidad el próximo 25 de septiembre en un colegio católico en Harlem, Estados Unidos.

Por su parte el director ejecutivo de Caridades Católicas, Kevin Sullivan, que coordina la visita del Sumo Pontífice a ese vecindario, explicó que espera que con ello “reviva la conversación que se necesita sobre inmigración” y para que los emigrantes sean tratados con respeto, dignidad y compasión.

Señaló, además, que el mensaje al Papa ese día debe de ser de agradecimiento por “llamar la atención hacia el tema de los inmigrantes y refugiados”.

Sobre ese punto, el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Washington, el colombiano Mario Dorsonville, aseguró que el Papa Francisco visitará esa nación con la intención de “abrazar en solidaridad” a los inmigrantes hispanos.

Unos 70 millones de católicos en ese país, de los que 30 millones son hispanos, esperan a Bergoglio con “muchísimo entusiasmo”, adelantó Dorsonville. Y agregó que “el Papa Francisco es un líder que en este momento es como la voz del mundo. Lo que él habla y dice le interesa a todo el mundo”.

Nadie ignora que Francisco es un férreo defensor de los inmigrantes y refugiados, para los que ha pedido compasión a la comunidad internacional y ha dicho que la globalización de la indiferencia “nos hace a todos innombrables, responsables sin nombre y sin cara”.

Bergoglio también se ha referido a problemas actuales como la pobreza, el hambre o el éxodo de refugiados e inmigrantes que huyen de sus países de origen “buscando un futuro mejor”.

En esta línea, condenó el hecho de que haya “gente que pasa hambre, que no tiene para crecer, que no tiene para salud, que muere niño, que no tiene para la educación”.

Y lamentó la situación en la que se encuentran aquellos que “no tienen casa” o que “hoy día, lo estamos viendo, migran de su país buscando futuro mejor, y mueren, tantos mueren durante el camino”.

Sobre su viaje

El Papa Francisco reconoció que el viaje que emprenderá a Estados Unidos (EE. UU.) desde el próximo martes 22 hasta el 27 de septiembre es importante porque le permitirá acercarse a los ciudadanos del país para conocer su historia y su cultura.

“Para mí es muy importante (este viaje a EE. UU.) para encontrarlos a ustedes, a los ciudadanos de EE. UU. que tienen su historia, su cultura, sus virtudes, sus alegrías, sus tristezas, sus problemas como toda la gente”, expresó el papa en una videoconferencia televisada por la cadena estadounidense ABC, confirmó la Santa Sede.

“Por eso es tan importante este viaje, para hacerme cercano al camino y a la historia de ustedes”, agregó Bergoglio durante esta charla vía satélite, en la que conectó al mismo tiempo con grupos católicos de Chicago, Los Ángeles y Texas.
Esa será la primera visita del Pontífice a ese país norteamericano, donde su viaje apostólico le conducirá por ciudades como Washington DC, Nueva York y Filadelfia.

La travesía estará precedida de los constantes insultos a los inmigrantes por parte del precandidato republicano Donald Trump. De ahí que muchos esperan que Francisco pueda brindarle alguna lección por medio de su humildad y compasión por los menos afortunados. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación