Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Impiden a Felipe González asistir en juicio a presos políticos

El exmandatario dijo que él nunca solicitó ejercer como abogado, pero acata orden del Tribunal venezolano

Felipe González en rueda de prensa tras su reunión con la oposición venezolana representada en la MUD. Foto EDH

Felipe González en rueda de prensa tras su reunión con la oposición venezolana representada en la MUD. Foto EDH

Felipe González en rueda de prensa tras su reunión con la oposición venezolana representada en la MUD. Foto EDH

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela le negó al expresidente del Gobierno español Felipe González su participación en el juicio que se hará a opositores presos venezolanos porque, a su juicio, eso vulnera la Constitución. El exmandatario dijo estar en desacuerdo porque constitucionalmente sí está habilitado para asistir técnicamente en ese proceso pero que respeta la resolución y la acata.

"Acepto la jurisdicción venezolana, es en base a ella que hice la propuesta de participar como asistencia técnica. Creo que es un derecho de la defensa, pero respeto y acato la decisión del Tribunal Supremo de Justicia", dijo González ante periodistas.

La presidenta del TSJ, Gladys Gutiérrez, reiteró el domingo que González "no podrá ejercer como profesional del Derecho en una causa penal" en Venezuela, ya que, a su juicio, "vulneraría la Ley de Abogados y la certificación de título profesional que exige la Carta Magna para ejercer dicha profesión en nuestro país".

Pero González expresó su desacuerdo a esa medida, pues según dijo, él pedía "una participación con una figura política que está dentro de la ley venezolana, no podía ser de otra manera, y protegida por la Constitución", indicó.

Agregó que, a pesar de su disconformidad, con la resolución, la "respeta plenamente" y que la misma le deja "excluido de cualquier tipo de participación" en la defensa del dirigente opositor Leopoldo López y del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, también preso, pero en régimen domiciliario.

La próxima audiencia de Leopoldo López está prevista para el próximo miércoles.

Insistió en que nunca solicitó formar parte del equipo de abogados de los opositores, pero afirmó que eso no lo detendrá. "No me quedará otra que hacer esfuerzo en ámbitos internacionales que obligan jurisdiccionalmente a Venezuela, como a España, como a Colombia, o como a Grecia", añadió el exdirigente del partido socialista español.

González también se reunió ayer durante más de una hora con los integrantes de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en Caracas y en la que escuchó el análisis opositor de la situación política, económica, social y de los presos que forman parte de la alianza.

"También me he enterado de cuáles son las prioridades del proceso electoral en el tiempo previsto para la Asamblea (...) puedo decir que estoy totalmente de acuerdo con el fondo del análisis de las necesidades, incluidas las prioridades electorales", detalló.

La llegada a Venezuela de González ha generado el rechazo de, entre otros, el presidente del país, Nicolás Maduro, que ha calificado la misma de "intervencionismo" en los asuntos internos de la nación

petrolera.

Maduro ha dicho que la "derecha extrema" pretende imponer un "chantaje internacional para que queden impunes sus crímenes" (los opositores). Acusó además que en "el pasado las oligarquías corruptas le entregaron el país a mafias españolas que saquearon Venezuela, hoy el pueblo se hace respetar".

Simpatizantes del gobierno chavista también se movilizaron en contra de la anunciada visita de González. Según el diario español El País, a mediodía de ayer, el hostil recibimiento a González que había preparado el oficialismo se había reducido considerablemente y no había constancia de protestas en las calles de las principales ciudades.

MUD defiende visita

El secretario ejecutivo de la MUD, Chúo Torrealba, calificó la presencia de González como una ayuda humanitaria y gratuita a la oposición y los presos políticos, algo que se diferencia de la asesoría «injerencista» que han dado los miembros de Podemos a los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro.

Según el diario español ABC, Torrealba también la diferencia de la asesoría de otros españoles como Juan Carlos Monedero y otros como Pablo Iglesias, Iñigo Errejón y Carolina Bescansa, a quienes calificó de "mercenarios políticos" que "han cobrado carísimo por sus recetas y que son responsables de la crisis económica, política y social que padecemos hoy. Eso sí es injerencia en asuntos internos de Venezuela", subrayó.

Sobre la reunión con Gonzalez, dijo que fue profunda y que revela "la gran preocupación que siente el ex presidente de España por el drama de los venezolanos". El dirigente de la MUD ratificó además que la solución pacífica del conflicto pasa por las elecciones y para ello la autoridad electoral debe fijar la fecha de las legislativas y permitir a los organismos internacionales confiables a observar los comicios.

El expresidente español llegó el domingo a Venezuela con la intención de incorporarse, en calidad de "asesor técnico externo", al equipo legal que se encarga de defender a López y Ledezma, una posibilidad que le da, según uno de los abogados del líder de VP, Juan Carlos Gutiérrez, "plenas facultades de asistir a la sesión como público".

Pese a la orden del Tribunal Supremo de Justicia y la hostilidad chavista hacia su visita, González "se ha mostrado en todo momento conciliador y ha recalcado que, pese a que su intención es visitar a los presos opositores presos, no lo hará si no tiene autorización", publicó ayer El País.

Hasta ayer, el expresidente español aún esperaba la aprobación del Ministerio de Servicios Penitenciarios para poder visitar al Leopoldo López en la cárcel militar de Ramo Verde. "Lo haré si tengo la autorización para hacerlo", insistió Gonzalez.

Hoy, la justicia venezolana decidirá además si envía a juicio al alcalde Ledezma.

González aseveró que tratará de visitar a López y a su compañero en el partido Voluntad Popular, Daniel Ceballos, presos y acusados por diversos incidentes durante los cinco meses de protestas en el país desde febrero de 2014.

El exmandatario también visitó al director del semanario Tal Cual y exministro de Planificación Teodoro Petkoff, a quien entregó el premio Ortega y Gasset, ya que no pudo viajar a España a recibirlo por una prohibición judicial de salir. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación