Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Iglesia Católica condena la versión chavista del Padre Nuestro

Exhortaron al régimen de Nicolás Maduro y al PSUV evitar la difusión de la versión chavista para "que no haya otro motivo de división entre venezolanos".

El gobernante, Nicolás Maduro, respaldado por una enorme imagen de Hugo Chávez. foto edh / reuters.

El gobernante, Nicolás Maduro, respaldado por una enorme imagen de Hugo Chávez. foto edh / reuters.

El gobernante, Nicolás Maduro, respaldado por una enorme imagen de Hugo Chávez. foto edh / reuters.

VENEZUELA. Los obispos de Caracas, encabezados por el cardenal Jorge Urosa Savino, emitieron un comunicado ayer en el que rechazaron la "manipulación e instrumentalización del Padre Nuestro" por parte de militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y exigieron al Gobierno y autoridades políticas evitar la difusión de la versión chavista de la oración cristiana.

El pasado lunes, durante un evento del PSUV, fue entonada la plegaria titulada "Chávez nuestro que estás en los cielos", lo que generó una polémica general.

El arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, se pronunció sobre el tema a través de un comunicado en el que señala que la plegaria "Padre Nuestro" es "intocable".

"Quien dijera esa versión nueva e indebida del Padre Nuestro ateniéndose al texto literal, estaría cometiendo el pecado de idolatría, por atribuir a una persona humana cualidades o acciones propias de Dios", sancionó Urosa.

Señaló, además, que así como "a nadie se le permitiría cambiar la letra del Himno Nacional para honrar a una persona", tampoco es lícito cambiar el Padre Nuestro "o alguna otra oración cristiana" y reiteró que "los símbolos, oraciones y elementos religiosos católicos se deben respetar".

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Diego Padrón, dio su opinión a la emisora Unión Radio: "creo que eso, lejos de gustarle al pueblo, trae un profundo rechazo, de manera que no hay que darle mayor importancia ni trascendencia porque no la tiene".

Los obispos recordaron "que el Padre Nuestro forma parte del patrimonio sagrado de la Iglesia Católica y de todas las Iglesias Cristianas en el mundo entero" y, por lo tanto, "no es lícito modificarlo, manipularlo e instrumentalizarlo. Los católicos exigimos que se respete el Padre Nuestro".

Por último, exhortaron al gobierno de Nicolás Maduro y a la dirección del PSUV evitar la difusión de la versión chavista para "que no haya otro motivo de división del pueblo venezolano". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación