Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Venezuela

Hoteles le piden a turistas llevar papel higiénico y jabón

El régimen chavista insiste en que no hay crisis sino un complot

Comprar papel higiénico en Caracas se ha convertido en una odisea: hay que hacer largas colas para lograr comprar un paquete.

Comprar papel higiénico en Caracas se ha convertido en una odisea: hay que hacer largas colas para lograr comprar un paquete.

Comprar papel higiénico en Caracas se ha convertido en una odisea: hay que hacer largas colas para lograr comprar un paquete.

CARACAS. La escasez de productos en Venezuela ha llegado a tal extremo, que algunos hoteles del país les están pidiendo a sus huéspedes que lleven su propio jabón y papel higiénico, denunció un vocero del gremio turísticos.

En Mérida, estado del occidente de Venezuela conocido por sus bellas montañas, los pequeños hoteles se ven en aprietos para suplir sus cuartos con lo más básico. Esta lucha se intensifica en plenas vacaciones de Semana Santa, una de las temporadas de mayor actividad turística.

El presidente de la Cámara de Turismo del estado Mérida, Gerardo Montillo, reveló la existencia de estos casos en diálogo con el portal Últimas Noticias. Según reconoció, sus afiliados "están pasando por la pena de decirles a sus huéspedes que traigan papel toilette y jabón de baño".

Aseguró que ya pidió una reunión de urgencia con las autoridades nacionales para que "atiendan el clamor de los hoteleros privados y que los ayuden a adquirir los suministros necesarios, tal como lo hacen con el hotel Venetur (estatal), que no padece de desabastecimiento".

En Venezuela falta desde carne, pollo, leche y azúcar hasta elementos de higiene básicos, como pañales y papel sanitario. Sin embargo, en un país donde la tasa de inflación anualizada en 2014 fue superior al 60 %, el régimen insiste en que no hay crisis, sino una "guerra" del empresariado para boicotear al chavismo.

El jabón de baño, detergente, lavaplatos, cera para pisos, cloro, pañales, suavizante, desodorante, afeitadora desechable, crema dental, champú, toallas sanitarias y varias medicinas tienen algo en común: figuran como productos escasos y todos han tenido aumentos de precio.

Montilla explicó que las cadenas hoteleras se ven forzadas a comprar sus productos a revendedores en el mercado negro, donde el precio de algunos insumos es hasta seis veces más alto. Para los hoteles pequeños, sin embargo, estos precios no siempre son accesibles lo que obliga a algunos establecimientos a trabajar con grandes restricciones.

"Vivimos una situación extrema" dice Xinia Camacho, dueña de una posada de 20 habitaciones en las faldas del parque nacional Sierra Nevada. "Nosotros tenemos más de un año que no tenemos papel higiénico, jabón, cualquier tipo de leche, café y azúcar", denunció la hotelera.

Xinia Camacho relata que cuando el papel higiénico y otros insumos llegan a los mercados legales, las filas son interminables.

"Yo no puedo hacer una fila de 4 horas para que me vendan 8 rollos de papel que no me alcanzan para nada, y tampoco voy a entrar a la corrupción del mercado negro," dijo la hotelera.

Camacho cuenta que en los 18 años que ha operado su hotel, nunca ha visto un problema de escasez tan grave. La crisis económica la ha obligado a ser más creativa y a usar ingredientes locales en el restaurante de su posada.

"No tenemos casi carne o pescado de mar, que se pide mucho en semana santa," señaló. "Entonces cocinamos trucha y pato, y cordero, que sí se produce acá en Mérida."

Por su parte, el gobernador del estado Mérida, Alexis Ramírez, propuso abrir investigación contra Montilla.

Dijo Ramírez que lo señalado por Montilla, forma parte de "una campaña de desprestigio y difamación contra el estado Mérida y el turismo".

La escasez de productos no es el único reto que enfrentan los turistas en Venezuela. El país, dirigido desde 1999 por un gobierno socialista, ha visto crecer sus índices de inseguridad y ahora tiene la tasa de homicidios más alta de Suramérica. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación