Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hong kong se rebela

Evoca el espíritu de tiananmen cuando estudiantes se volcaron a las calles contra el régimen chino; ahora se manifiestan por tener elecciones libres en 2017

Miles de jóvenes hongkoneses se manifestaban ayer a favor de la democracia frente a un edificio gubernamental, en Hong Kong, en la víspera del Día Nacional de China. foto edh / EFE

Miles de jóvenes hongkoneses se manifestaban ayer a favor de la democracia frente a un edificio gubernamental, en Hong Kong, en la víspera del Día Nacional de China....

Miles de jóvenes hongkoneses se manifestaban ayer a favor de la democracia frente a un edificio gubernamental, en Hong Kong, en la víspera del Día Nacional de China. foto edh / EFE

PEKÍN. El régimen de China, que hoy celebra el 65 aniversario de la llegada al poder del Partido Comunista y la creación de la República Popular, enfrenta su mayor reto desde Tiananmen hace 25 años: la protesta democrática de Hong Kong.

Las manifestaciones en la excolonia británica se mantenían ayer y los jóvenes hongkoneses se preparaban para intensificar hoy su campaña de protestas por la ciudad a favor de la democracia con la toma de edificios gubernamentales en el marco del Día Nacional de China, cuyas celebraciones han sido suspendidas en la ciudad debido a la magnitud del movimiento.

"Vamos a aumentar la intensidad de la protesta, planeamos comenzar con la ocupación de sedes gubernamentales", aseguró ayer Chow Wing Hong, uno de los secretarios generales de la Federación de Estudiantes, en una intervención ante la prensa junto a Chan Kin Man, cofundador del movimiento "Occupy Central" (Ocupar Central), dos de las organizaciones claves en la protesta.

El representante estudiantil, quien no ofreció más detalles de los planes, repetía su discurso momentos más tarde ante las decenas de miles de personas ya concentradas en los alrededores de la sede gubernamental de Hong Kong, donde ayer también los estudiantes activaron su extensa y organizada red de puntos de comida, bebida y útiles contra el calor o de atención médica.

"Tenemos que resistir y tenemos las condiciones para hacerlo", instó a los estudiantes el cofundador de "Occupy Central", quien, junto a su compañero de la Federación de Estudiantes, mostró su descontento por las declaraciones realizadas por el jefe del Ejecutivo de Hong Kong, Cy Leung, que exigió que se disolviera el movimiento.

Pero la acción de los agentes antidisturbios entre el sábado y la madrugada del lunes, que ya fue comedida con solo el uso de gases pimienta y lacrimógenos, tuvo un efecto contraproducente y echó más manifestantes a la calle, por lo que las autoridades han cambiado de estrategia.

Eso significaría "una victoria para los ciudadanos, aún airados por lo que consideran que fue un uso desproporcionado de la fuerza, pero que también declaraban su satisfacción por haber logrado hacerse con la calle, en una evocación del espíritu de los sucesos de la plaza de Tiananmen en 1989", publica el diario español El País. Y reseña que en aquella ocasión las protestas multitudinarias en Pekín fueron duramente reprimidas incluso con tanques.

Tiananmen hace 25 años

En aquel momento ocurrió una serie de manifestaciones lideradas por estudiantes en China y recibe el nombre de Tiananmen porque fue el lugar donde el Ejército chino suprimió la movilización y masacró a cientos de protestantes e hirió a miles.

Los manifestantes, que provenían de diferentes grupos, desde intelectuales hasta obreros, rechazaban que el régimen del Partido Comunista era represivo y corrupto, además de que creían que las reformas económicas en China habían ido demasiado lejos y los agobiaba la inflación y el desempleo.

Ahora, 25 años después, los hongkoneses traen a la memoria aquel suceso al salir a las calles a luchar contra el régimen por tener democracia.

Las protestas tienen su origen en la decisión tomada el mes pasado por el gobierno central de China para rechazar la nominación abierta de candidatos rumbo a la primera elección del líder de Hong Kong, prometidas para 2017.

El movimiento estudiantil ha logrado que ayer se sumaran también adultos a las protestas, como es el caso de Emily, una hongkonesa que trabaja en comercio internacional.

"Quieren arruinar las libertades que tenemos. Y no lo aceptaremos. Nosotros (los adultos) también tenemos que venir para luchar por el futuro. La razón por la que muchos no vienen, como mis amigos, es porque no quieren arriesgarse, siguen pensando que si colaboras con el Partido puedes sacar algún beneficio", explicó la empresaria.

Frederick Fung Kin-kee, miembro del consejo legislativo de Hong Kong y expresidente de la Asociación por la Democracia de la ciudad, opinó que "la decisión está en manos del presidente Xi Jinping y no va a ser fácil".

Para este político, presente también ayer en la manifestación, Pekín debe darle una solución a Hong Kong. "Somos diferentes. Disfrutamos de libertades que otros no tienen en China", explicó el legislador.

Para él, "pueden parar el movimiento hoy, pero seguirá otro día. La única manera de solucionarlo es que nos den una democracia real para la gente de Hong Kong, como prometieron cuando comenzaron a gestionarnos tras el reinado británico", señaló.

Mientras, la protesta se hace cada vez más global, gracias a las redes sociales donde se han convocado manifestaciones de apoyo en diferentes ciudades de todo el mundo para animar a los estudiantes de Hong Kong, en quienes muchos ven a jóvenes de Tiananmen que hace 25 años también clamaban por la democracia en Pekín.

"Creo que hay similitudes, pero hay un clave diferenciadora: nosotros no vamos a tener el mismo final", aseguró Eason Chung Yiu Wa, quien con tan sólo 22 años se ha convertido en uno de los líderes estudiantiles del movimiento en las calles de Hong Kong.

Algunos analistas creen que el régimen chino no usará la fuerza como en 1989, debido a que China tiene intereses a nivel internacional, sobre todo económicos, que no querría afectar.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación