Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Honduras eleva condenas hasta 50 años a cabecillas de pandillas

El endurecimiento de las penas será para los delincuentes que usen niños, ancianos o embarazadas para la comisión de delitos. También contra quien atente contra personal del Ministerio Público

ctv-qrl-congreso-nacional-de-honduras1 1 0 5

El Congreso de Honduras aprobó una reforma al Código Procesal Penal que aumenta a 50 años de prisión la pena para los cabecillas de pandillas o maras, informó ayer el Poder Legislativo. 

En tercer y último debate, los diputados reformaron el miércoles el artículo 332 del Código Penal, conocida como ley antimaras, con lo que se establecieron penas de hasta 50 años para los cabecillas de pandillas, indicó la oficina de prensa del Congreso Nacional. 

Antes de la reforma, las condenas para los cabecillas de pandillas eran de entre tres y seis años de reclusión, y una multa de entre 100 mil y 200 mil lempiras (4,533 y 9,066 dólares, respectivamente). 

La reforma, promovida por el oficialismo, creó además la figura del “beneficio premial”, que permite reducir la pena impuesta a quienes han sido condenados por formar parte de las maras y colaboren con las autoridades en la captura de otros pandilleros. 

La ola de violencia en Honduras deja alrededor de trece homicidios diarios, según cifras oficiales. 

Muchos de los crímenes son cometidos por pandilleros que, entre otras acciones delictivas, cobran un denominado “impuesto de guerra” a autobuses del servicio urbano, taxis, pequeños y medianos negocios, y personas particulares, entre otros.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación