Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Honduras compra radares para detectar aeronaves

Afirman que son para la vigilancia de las costas y combatir el narcotráfico

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo (d), junto al jefe de las Fuerzas Armadas, René Osorio Canales (izq.). foto edh /archivo

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo (d), junto al jefe de las Fuerzas Armadas, René Osorio Canales (izq.). foto edh /archivo

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo (d), junto al jefe de las Fuerzas Armadas, René Osorio Canales (izq.). foto edh /archivo

TEGUCIGALPA. Honduras confirmó ayer la compra de tres radares aéreos a Israel por 30 millones de dólares, para mejorar la vigilancia de las costas y combatir el narcotráfico, y prevé que los equipos lleguen al país a finales de enero de 2014.

"Los radares se están comprando a Israel", declaró ayer a periodistas el jefe de las Fuerzas Armadas de Honduras, general René Osorio, sin dar más detalles.

Los radares llegarán al territorio hondureño "a finales de enero próximo" y su coste es de unos 30 millones de dólares, agregó Osorio.

La compra se hizo vía financiación a un plazo de 10 años y el equipo será instalado en "puntos estratégicos" del país centroamericano, apuntó el jefe castrense, sin revelar la ubicación.

"Ya vamos a tener nuestros propios radares y no vamos a estar esperando apoyo de países amigos" para combatir el narcotráfico, subrayó.

Osorio anunció, en octubre, que el Gobierno del presidente hondureño, Porfirio Lobo, gestionaba la compra de los tres aéreos a Israel.

"Son radares nuevos, un radar con capacidad para 360 grados y dos radares pequeños adicionales por la parte de la geografía del país", subrayó el pasado 28 de octubre el jefe castrense.

El territorio hondureño es utilizado por narcotraficantes internacionales que envían cargamentos, especialmente de cocaína, a Estados Unidos, en avionetas y embarcaciones rápidas que navegan por el Caribe, informaron fuentes.

Las fuerzas militares hondureñas cuentan con el apoyo técnico de Estados Unidos para detectar avionetas cargadas con drogas.

Por Honduras transita el 80 % de la droga que llega a México desde Sudamérica con destino a Estados Unidos, según delegados de este último país.

Las autoridades hondureñas no han revelado cuánta droga han decomisado en lo que va de 2013, luego que en 2012 se incautaron de más de cinco toneladas de cocaína y cerca de veinte toneladas de pasta de seudoefedrina para la fabricación de éxtasis.

La compra de los radares ocurre se da en medio de la tensión diplomática entre El Salvador y Honduras por la isla Conejo, cuya soberanía reclaman ambas naciones.

La crisis se reavivó a principios de noviembre por la firma de un contrato de compra por parte de El Salvador a Chile de diez antiguos aviones de combate A-37 por ocho millones de dólares que se negociaba desde hacía tres años.

La ministra de Exteriores de Honduras, Mireya Agüero, consideró que esta compraventa era "una abierta amenaza para la implementación del fallo de la CIJ", de ahí la necesidad de solicitar el apoyo de Naciones Unidas "para prevenir un conflicto innecesario".

En respuesta, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, acusó de "injerencista" a su homólogo hondureño, Porfirio Lobo, por pedir a la ONU que investigue la compra de aviones militares a Chile ante el temor de que San Salvador los quiera usar contra Tegucigalpa.

Según el mandatario Porfirio Lobo, los reclamos de su homólogo Mauricio Funes, sobre el islote, tienen un trasfondo político en virtud de que el gobernante salvadoreño no ha buscado entablar comunicación alguna con el país.

A criterio del gobernante, su par salvadoreño busca mejorar su popularidad con el tema de la isla Conejo al aproximarse el proceso de elecciones en el vecino país, previsto para febrero del próximo año. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación