Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU.

Hombre busca donante de riñón con mensaje en su vehículo

El mensaje en el auto de Neal Raisman dice: "¿Tienes un riñón? Necesito uno". Incluye su número telefónico para quien esté interesado

Neal Raisman y su esposa Aileen posan en frente de su camioneta a las afueras del Centro de Riñones de Centro Médico Fresenius en Columbus, Ohio.

Neal Raisman y su esposa Aileen posan en frente de su camioneta a las afueras del Centro de Riñones de Centro Médico Fresenius en Columbus, Ohio.

Neal Raisman y su esposa Aileen posan en frente de su camioneta a las afueras del Centro de Riñones de Centro Médico Fresenius en Columbus, Ohio.

Un hombre que necesita un donante de riñón ha decidido llevar su búsqueda a otro nivel y de una manera poco común al colocar un letrero con brillantes caracteres amarillos pegados a la ventana trasera de su camioneta.

El mensaje en el auto de Neal Raisman dice: "¿Tienes un riñón? Necesito uno". Incluye su número telefónico para quien esté interesado.

Según un reporte del Columbus Dispatch la camioneta de la hija de Raisman, quien no vive muy lejos de casa de su padre en Bexley, suburbio de Columbus, tiene un mensaje similar. Se decidieron a buscar un donante por este método luego de que los familiares de Raisman fueran descartados debido a que tienen diabetes y otras condiciones médicas.

"Si el letrero no funciona de una manera, tal vez funcione de otra", dijo Raisman, un ex presidente universitario con experiencia y en trabajo escrito y publicidad. "Mientras se aborde el tema de forma más directa hay mayores posibilidades de que alguien se convierta en donador, no solo para mí".

Las conexiones entre los pacientes de riñón y sus donantes muchas veces son improbables: El amigo de un amigo de la iglesia, un viejo amigo de la secundaria con el que se reencontró en Facebook, o a veces son mucho más raras, dijo Robin Petersen-Webster, coordinador de donantes de riñón en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio.

"Escuché la historia de un sujeto que se quedó en la rampa de salida sosteniendo una pizarra para su esposa", dijo Petersen-Webster.

Raisman, de 67 años, dijo que algunas personas lo han contactado, incluyendo una que se ofreció, ilegalmente, a venderle el órgano, pero que a la fecha no habido ninguna persona compatible.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación