Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hollande visita ee. UU., sin la primera dama

Los gobernantes de Estados Unidos y Francia hablarán a los medio de comunicación hoy.

El mandatario francés, Francois Hollande (izq.), y el presidente de EE. UU. Barack Obama.

El mandatario francés, Francois Hollande (izq.), y el presidente de EE. UU. Barack Obama.

El mandatario francés, Francois Hollande (izq.), y el presidente de EE. UU. Barack Obama.

WASHINGTON. A un océano de distancia de sus problemas románticos, el presidente francés Francois Hollande llegó ayer a EE. UU.

Una ceremonia formal de arribo, con fanfarrias y un saludo de 21 disparos aguardan a Hollande hoy en la Casa Blanca antes de reunirse con el presidente Barack Obama y hablar sobre Irán, Siria e intereses económicos compartidos.

Pero antes de todo, el líder francés tendrá que encarar primero las sonrisas burlonas: Hollande atrajo los titulares y el ridículo el mes pasado en todo el mundo después de que una revista del corazón indicó que cruzaba París en una motocicleta y con el rostro cubierto con un casco para reunirse con su amante, la actriz francesa Julie Gayet.

Desde entonces se separó de Valerie Trierweiler, su compañera sentimental durante varios años. Los franceses en gran medida no hicieron mucho caso al amorío de su presidente por considerarlo un asunto privado, aunque siguieron los detalles en los medios de comunicación.

Sin embargo, los problemas políticos de Hollande son más graves. Los sondeos de opinión indican que su popularidad ha caído a niveles históricamente bajos. Uno de ellos dijo la semana pasada que menos de 1 de cada 5 franceses confía en su liderazgo. Su consigna de 20 meses sobre la creación de empleo y crecimiento económico apenas ha dado resultados. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación