Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hispanos son la mayoría en California

Según los últimos datos de la Oficina del Censo, en julio de 2014 los latinos representaban 14,99 millones, casi el 40 por ciento de la población.

Hispanos son la mayoría en California

Hispanos son la mayoría en California

Hispanos son la mayoría en California

Los latinos ya son la mayor población en el estado de California y llegados a este punto deben aspirar a nuevos logros en campos como educación, empleo o incluso derechos humanos, en opinión de analistas y activistas consultados por Efe.

Según los últimos datos de la Oficina del Censo de EE.UU., en julio de 2014 los latinos que residen en California llegaron a los 14,99 millones de personas (casi un 40 por ciento) y superaron así a los 14,92 millones de blancos no hispanos.

Para algunos académicos y demógrafos, la cifra no es más que la concreción de un proceso iniciado durante casi una generación y que en el futuro se extenderá al resto del país.

"Estamos anunciando, hablando demográficamente, el futuro del resto del país", consideró Marcelo Suárez Orozco, decano de la Escuela de Estudios de Información y Educación de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

Según explicó a Efe el académico, aunque hace 20 años el crecimiento poblacional hispano en California estaba liderado por la inmigración, en el último decenio el aumento ha estado encabezado por los nacimientos de niños estadounidenses con orígenes hispanos de segunda y tercera generación.

Si bien puede constituir un logro histórico pasar de ser una minoría étnica a representar parte de la mayoría en el llamado "estado dorado", otros prefieren ver el nuevo escenario demográfico como parte de un desarrollo social al que todavía le faltan varias piezas.

"Desafortunadamente los hispanos representamos la comunidad con más bajo nivel de educación en el estado", declaró a Efe Olga de la Cruz, coordinadora de programas de City Year LA, organización que trabaja en centros escolares de zonas desfavorecidas para reducir la brecha educativa.

Comparados con la ahora minoría blanca, en el período escolar 2013-2014 el 76,4 % de los hispanos se graduó de la secundaria a tiempo, una cifra inferior al 87,4 % de los blancos no hispanos y al 92,3 de los asiáticos, aunque mayor que el 68,1% de los afroamericanos.

"En eso seguimos siendo una minoría y tenemos que mejorarlo", destacó De la Cruz.

A la par que la educación, la pobreza es otro obstáculo a vencer, posiblemente con la ayuda de una mejor educación. Las estadísticas muestran que el índice de pobreza entre los niños latinos en California, que asciende a 34,6 %, es más del doble que el correspondiente a los menores asiáticos (15,6 %) y el de niños blancos no hispanos (12,2 %).

Las cifras anteriores adquieren relevancia cuando se observa que los análisis demográficos proyectan a la comunidad latina como el futuro de California: Los hispanos constituyen el 50 % de todos los californianos menores de 18 años, es decir 4,7 millones contra 2,4 millones de blancos.

Los demógrafos del estado pronostican que los latinos en general representarán el 49 % de la población de California para el año 2060 y, en el marco de esas proyecciones, muchos hispanos son optimistas sobre el futuro de sus hijos.

Juan Gómez, un mexicano que llegó a Estados Unidos hace cerca de 30 años, considera que "lo mejor está por venir".

Para Gómez, de 48 años de edad y dueño de un pequeño restaurante en un sector hispano de Long Beach (al sur de Los Ángeles), a pesar de las dificultades y los esfuerzos su situación ahora es mejor que hace 20 años.

Cuenta que a su primera hija la bautizó Esperanza, bajo el convencimiento de que sus hijos lograrán cosas a las que él nunca pudo aspirar.

"Por la necesidad de venirme a ganar dólares no terminé mi secundaria, y sin embargo mi hija mayor ya entró a la universidad con una beca que le va a ayudar a graduarse", contó Gómez a Efe.

Sus otros dos hijos ya están en el colegio comunitario con la firme decisión de trasladarse luego a la universidad, no sólo para obtener un título sino también un postgrado.

El caso de Gómez refleja la diferencia de logros entre la comunidad hispana adulta y los jóvenes.

Una investigación de la Universidad del Sur de California encontró que entre la comunidad mexicana de California y Texas sólo el 21 % de los padres terminó la secundaria, número por debajo del 80 % de quienes se graduaron del colegio en el año 2005.

Este estado cuenta con figuras que ocupan altos cargos públicos, como el senador Kevin de León y otros legisladores de humildes orígenes, no obstante el voto latino aún carece de fuerza suficiente.

"Aunque los latinos han sobrepasado el 39 % de la población de California, solamente constituimos el 15 % de los votantes registrados y menos del 13 % del electorado", lamentó en declaraciones a Efe Luis Alejo, asambleísta demócrata de Watsonville.

Al margen de los retos pendientes, el optimismo de Gómez, reflejo de una postura similar entre un sector considerable de la población hispana, le lleva a darle la vuelta al refranero popular y aseverar: "Todo tiempo futuro será mejor".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación