Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Hillary Clinton admite que usó su correo privado para asuntos oficiales

Sus detractores se preguntan si pedía donaciones a gobiernos extranjeros para la Clinton Foundation

Hillary Clinton admite que usó su correo privado para asuntos oficiales

Hillary Clinton admite que usó su correo privado para asuntos oficiales

Hillary Clinton admite que usó su correo privado para asuntos oficiales

WASHINGTON. La polémica en torno a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton que empleó una cuenta personal de correo electrónico para asuntos del Departamento de Estado, en lugar de una dirección emitido por el gobierno ha puesto en cuestionamiento el secreto y las normas que rigen a los altos cargos del gobierno estadounidense.

La polémica inició cuando el New York Times reveló que Clinton usó exclusivamente su correo electrónico privado para sus comunicaciones como jefa de la diplomacia estadounidense durante el periodo 2009-2013, con un servidor propio instalado en su casa de Nueva York.

Al utilizar su correo electrónico personal para comunicaciones oficiales del Departamento de Estado, ella expuso a esa oficina del gobierno a riesgos de seguridad.

El uso de una cuenta privada para asuntos oficiales parece contradecir las instrucciones emitidas por el propio despacho de Clinton en junio de 2011 a todos los empleados del Departamento de Estado, a quienes se instruyó "no usar sus cuentas privadas de e-mails para asuntos oficiales".

Según expertos en seguridad de la administración estadounidense, los riesgos pueden ir desde haber revelado inadvertidamente información secreta hasta haberse expuesto a hackers.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado han reiterado en la última semana que Clinton no violó la ley al usar cuentas no oficiales de comunicaciones electrónicas.

Durante una conferencia de prensa realizada en Nueva York, tras una intervención en la ONU, la posible candidata presidencial demócrata en 2016, admitió ante periodistas que cuando llegó al Departamento de Estado le pareció "más fácil" usar una sola cuenta de correo electrónico, en lugar de dos, la privada y la oficial.

Pero aclaró que "mirando atrás", a lo mejor no fue lo más acertado, aunque en aquel momento "no fue un tema" que se hubiera planteado.

Clinton afirmó que la "gran mayoría" de sus correos electrónicos desde su cuenta privada fueron dirigidos a empleados del Gobierno y de funcionarios, que quedaron grabados en el registro oficial del sistema público.

Según The New York Times, 50,000 correos electrónicos de Clinton fueron recientemente entregados al Departamento de Estado, pero los republicanos dicen que no existe ninguna garantía de que todos los mensajes importantes hayan sido transmitidos para su conservación.

Clinton reconoció haber borrado decenas de miles de correos de su cuenta privada, pero dijo que todos eran de naturaleza personal.

Ella optó por quedarse con correos electrónicos privados, como temas familiares o "rutinas de yoga", porque "nadie quiere que sus correos electrónicos personales se hagan públicos". "Espero que eso se respete", añadió.

La ley estadounidense obliga a que todas las comunicaciones de los funcionarios del Gobierno queden archivadas en las respectivas agencias y departamentos.

Las autoridades dicen que la revisión de los correos pudiera demorar meses, lo que potencialmente pudiera convertirse en una distracción para Clinton y en un desarrollo inquietante para muchos demócratas que la consideran la favorita de su partido como candidata a las presidenciales de 2016.

En principio estaba previsto que esperaran a medio año para retrasar su exposición a los ataques republicanos, pero tras este revés se especula en los círculos políticos con que puedan adelantar el anuncio a abril.

Cuestionan a ONG

Los republicanos no perdieron tiempo para abordar un tema que consideran un triunfo. Su objetivo es pintar a Clinton de la misma forma que pintaron a su esposo: como una política deshonesta que rebasa los límites éticos y que cree que está por encima de las reglas, dice CNN.

Conforme se desata la controversia, incontables republicanos emitieron comunicados en los que cuestionaron los motivos de Clinton; el Comité Nacional Republicano publicó un anuncio en internet acerca de los correos electrónicos y los grupos de investigación de la oposición presentaron solicitudes de información con base en la Ley para la Libertad de la Información.

Lo que no ayuda a Clinton es que la controversia de los correos llega justo detrás de una serie de reportajes acerca de que la organización benéfica de la familia Clinton, The Clinton Foundation, la cual aceptó donativos del extranjero incluso cuando ella era secretaria de Estado, cosa que viola su acuerdo con la Casa Blanca de Obama.

"Te hace preguntarte si usó los correos privados para hacer diplomacia y recaudar recursos al mismo tiempo", dijo Reince Prebius, presidente del Comité Nacional Republicano.

El probable candidato presidencial republicano, Jeb Bush, tuiteó que "se deberían publicar los correos electrónicos no confidenciales de Clinton".

La empresaria Carly Fiorina dijo: "Esto hace surgir, una vez más, dudas graves sobre la definición de liderazgo de Hillary Clinton".

Desde que los Clinton entraron en la casa de gobierno del estado de Arkansas, los republicanos los han acusado de deformar e incluso de romper los límites de la moral (por falta de transparencia en inversiones financieras, el desfile de donadores que pasaron la noche en la Habitación Lincoln y la deshonestidad de Bill Clinton ante un jurado de acusación que, a final de cuentas, desembocó en un juicio político). —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación