Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

No hallaron vestigios de pólvora en las manos del fiscal Nisman

La Fiscalía ha ordenado un nuevo peritaje al arma

En la Plaza de Mayo, de Buenos Aires, protestan por la muerte del fiscal Alberto Nisman. foto edh / efe

En la Plaza de Mayo, de Buenos Aires, protestan por la muerte del fiscal Alberto Nisman. foto edh / efe

En la Plaza de Mayo, de Buenos Aires, protestan por la muerte del fiscal Alberto Nisman. foto edh / efe

BUENOS AIRES. El barrido electrónico para determinar si había pólvora en las manos del fiscal Alberto Nisman "lamentablemente dio negativo", según las palabras de la fiscal Viviana Fein. Esta es una prueba clave que se esperaba para avanzar en la hipótesis del suicidio.

"Eran muy pocas las partículas de residuos que se levantaron en el lugar. Además al ser un calibre .22 y no un arma de guerra, usualmente este provoca que el barrido electrónico no arroje resultados positivos", argumentó Fein.

Nisman apareció muerto la madrugada del lunes, con un tiro en la sien, en su casa en Buenos Aires, pocas horas antes de revelar ante el Parlamento detalles y pruebas relacionadas con su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández y algunos de sus colaboradores por encubrir a presuntos terroristas iraníes que mataron a 85 personas en un atentado contra la mutual judía AMIA en 1994.

La fiscal reiteró que no descarta la posibilidad de un "suicidio instigado o inducido". A modo de ejemplo aseguró que en muchas oportunidades hay personas que son sometidas a una presión psicológica o están amenazadas y eso puede desencadenar en todo tipo de decisiones. Fein tiene previsto analizar los antecedentes médicos de Nisman.

"Ahora hay muchas pruebas para disponer en la causa: hay que esperar los resultados sobre la sangre que encontramos en el arma y en el lugar; todo eso se coteja directamente con ADN", informó Fein.

La fiscal además dispuso un nuevo peritaje sobre el arma. El objetivo es determinar si el arma tiene alguna característica particular por la cual la deflagración no deje rastros en la mano de quien la manipula.

Ayer comenzó los interrogatorios y recibió, entre otros, a la exmujer de Nisman, a dos de los diez policías que integraban la custodia del fiscal, al encargado del edificio donde vivía y al colaborador que le prestó el arma desde la que se realizó el disparo, encontrada junto al cadáver.

La exesposa Sandra Arroyo Salgado afirmó ante una multitud de periodistas frente a la Fiscalía que "no creo que se haya suicidado".

También se conoció que la presidenta de la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputado, Patricia Bullrrich, citará al secretario de Seguridad, Sergio Berni , al Congreso para que explique qué hacía en el departamento de Nisman antes de que llegue la fiscal que investiga el caso.

"¿Por qué llegó al lugar antes que la Justicia? ¿Tuvo acceso a la escena antes que la fiscal Viviana Fein? ¿Pidió alguna medida por fuera de las solicitadas por los funcionarios?", se pregunta Bullrich.

Fein ordenó también allanar el despacho de Nisman en la Fiscalía que tenía a su cargo en busca de nuevas pruebas.

"Se van a evaluar las comunicaciones de hasta cinco días antes", precisó Fein. Y detalló que el material comprende las llamadas y mensajes entrantes y salientes, así como mensajes almacenados de todos los teléfonos que haya usado el fiscal. También se revisará el contenido de las cámaras de seguridad para analizar eventuales contactos que haya tenido. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación