Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno de El Salvador se alinea a países del Alba contra Machado

Fue uno de los 22 países que votaron en contra de que la opositora de Venezuela expusiera la crisis del país

Venezolanos que residen en Washington se apostaron ayer frente a la sede de la OEA para protestar por la decisión de no dejar a la dirigente opositora que explicara lo que sucede en Venezuela. Foto edh / Tomás Guevara

Venezolanos que residen en Washington se apostaron ayer frente a la sede de la OEA para protestar por la decisión de no dejar a la dirigente opositora que...

Venezolanos que residen en Washington se apostaron ayer frente a la sede de la OEA para protestar por la decisión de no dejar a la dirigente opositora que explicara lo que sucede en Venezuela. Foto edh / Tomás Guevara

WASHINGTON. Que un país miembro de un foro internacional ceda su silla a un representante de otra nación como parte de su delegación no es la primera vez.

El FMLN ya hizo uso de ese recurso ante la ONU cuando Nicaragua invitó a Guillermo Manuel Ungo a hablar ante ese organismo a nombre del FDR-FMLN, sesión que además fue pública.

Lo irónico es que ayer el Gobierno del FMLN votó con los países del Alba y el Caribe, adscritos a Petrocaribe, para impedir que la líder opositora venezolana, María Corina Machado, expusiera la situación de su país ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Hoy el FMLN niega este derecho a oposición venezolana. Hoy gobierno del FMLN vota al revés en OEA", escribió el observador político Paolo Lüers en su cuenta de Twitter @paololuers.

Otro ejemplo de que ese mecanismo ha sido usado por la izquierda es el de Nicaragua.

En junio de 1979, un representante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), a través del gobierno de Panamá, denunció al entonces presidente nicaragüense Anastasio Somoza ante la OEA.

El sacerdote Miguel D'Escoto fue el encargado de exponer la situación nicaragüense ante los cancilleres del continente como parte de la delegación panameña.

"Hoy el vocero de (Daniel) Ortega le niega a Venezuela ese derecho", opinó ayer el periodista y economista nicaragüense Carlos Chamorro, a través de su cuenta de Twitter @cefeche.

Apoyan la mediación de una comisión de Unasur

Asimismo, el canciller salvadoreño, Jaime Miranda, expresó ayer en declaraciones a Efe su apoyo a la comisión especial de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en su papel de mediador en Venezuela.

Tras entrevistarse con el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, y abordar la inestabilidad en Venezuela, Miranda manifestó su confianza en que este grupo de cancilleres, que se reunirá en Caracas el 25 y el 26 de marzo, tenga éxito en su tarea.

"Tengo la esperanza de que (la comisión especial) logre caminos de diálogo para resolver las contradicciones internas en Venezuela", señaló Miranda.

Según indicó el canciller brasileño, Luiz Alberto Figueiredo, de visita también en Berlín, el objetivo de la misión de Unasur es "apoyar el diálogo" entre "todas las fuerzas políticas" de Venezuela y pacificar la situación, ya que es "importante" que las diferencias entre las partes se resuelvan de forma democrática y no con violencia.

Unasur decidió establecer el 12 de marzo una comisión especial de cancilleres para "acompañar al Gobierno de Venezuela en el diálogo que está impulsando para que las diferencias sean tratadas como debe ser: democráticamente, a través del diálogo, conversación, a través de soluciones pacificas y no violentas".

La Unión de Naciones Suramericanas está formada por doce países: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación