Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno interviene aduanas para detener contrabando

Los puertos son Quetzal y San José, la de Tecún Umán y Ciudad Pedro de Alvarado, fronterizas con México y El Salvador.

GUATEMALA. El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, anunció ayer la intervención por parte del Gobierno de cinco de las más importantes aduanas del país, con el objetivo de reducir el contrabando, que se calcula en 1,500 millones de dólares anuales y elevar la recaudación fiscal.

El mandatario hizo el anuncio luego de reunirse con los miembros de la Comisión Nacional de Combate al Contrabando (Conacon), una instancia mixta con representación del sector empresarial del país y aseguró que la próxima semana emitirá el acuerdo gubernativo que dará respaldo jurídico a la medida.

El objetivo de la intervención, explicó el gobernante, es "lograr mejores resultados en la recaudación de impuestos por mercancía que entra al país sin declarar", así como "desarticular a las mafias en las aduanas".

La intervención, precisó Pérez Molina, estará a cargo del Carlos Muñoz, titular de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), de la que dependen las cinco aduanas que serán objeto de esa decisión, y quien ocupará el cargo de "interventor".

Las aduanas a intervenir será las de los puertos Quetzal y San José, la de Tecún Umán y Ciudad Pedro de Alvarado, fronterizas con México y El Salvador, respectivamente, así como la Aduana Central, a través de las cuales ingresa la mayor cantidad de productos provenientes del extranjero.

El proceso de intervención, explicó el mandatario, "estará acompañado del Ejército", que tomará posición y control de las mismas, para "dar seguridad y evitar el trasiego de armas y drogas". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación