Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cuba

Gobierno colombiano y FARC llegan a primer acuerdo

Ambas partes habrían resuelto una de las grandes manzanas de la discordia en el conflicto armado: el problema agrario

Foto/ Archivo

Foto/ Archivo

Foto/ Archivo

El gobierno colombiano y las FARC, la guerrilla más grande de la nación sudamericana, anunciaron el domingo un acuerdo en el primer punto de una agenda de negociaciones, un paso histórico que podría llevarlos finalmente a desactivar un conflicto de 50 años.

Tras seis meses de conversaciones, las autoridades y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) resolvieron de una de las grandes manzanas de la discordia en el conflicto armado: el problema agrario.

"El convenio será inicio de una transformación radical del campo", dijo un comunicado conjunto de ambas delegaciones leído por el diplomático cubano Carlos Fernández de Cosio quien estuvo acompañado del representante gubernamental Humberto de la Calle y del comandante guerrillero Iván Márquez, un alias para este jefe rebelde Luciano Marín Arango.

Aunque no se ofrecieron detalles del texto, el comunicado conjunto hizo alusión a algunos de los elementos tratados por el acuerdo como el acceso a la tierra, la formalización de las propiedades, las zonas de reserva y la infraestructura para desarrollar el campo.

El anuncio se produjo al cierre de una de las rondas de conversaciones que las partes adelantan en La Habana con el auspicio de Cuba, Noruega, Venezuela y Chile.

Algunos aspectos de este primer punto, sin embargo, no habrían tenido todo el acuerdo total como lo dejó translucir el propio Márquez en una declaración rebelde leída a periodistas congregados en el Palacio de las Convenciones, sede de las conversaciones y posterior al comunicado conjunto.

"Hemos avanzado en la construcción de un acuerdo con salvedades puntuales que necesariamente deberán ser retomadas antes de la concreción de un acuerdo final", dijo Márquez.

Un alto funcionario involucrado en las conversaciones dijo a la AP que los últimos puntos de desacuerdo sobre la reforma de la tierra giran en torno a por ejemplo una demanda rebelde para limitar el tamaño de las propiedades extranjeras, entre otras cosas.

Según el funcionario estas cuestiones pendientes serán reexaminados mientras las partes discuten otros temas, que no se espera sean tan conflictivas como este primer punto. La fuente habló a condición de anonimato porque no estaba autorizado a realizar comentarios sobre las conversaciones que se desarrollan a puertas cerradas.

Tras un breve receso, la delegación del gobierno y la guerrilla volverán a la mesa el 11 de junio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación