Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobernantes discuten medidas para frenar al Estado Islámico

Los terroristas han ocupado grandes zonas de Iraq y la vecina Siria y siguen avanzando

El presidente de EE.UU., Barack Obama (i), y el primer ministro británico, David Cameron (c), durante la cumbre de la OTAN. foto edh / efe

El presidente de EE.UU., Barack Obama (i), y el primer ministro británico, David Cameron (c), durante la cumbre de la OTAN. foto edh / efe

El presidente de EE.UU., Barack Obama (i), y el primer ministro británico, David Cameron (c), durante la cumbre de la OTAN. foto edh / efe

Reino Unido. El avance del llamado Estado Islámico (EI), que ha instalado un califato represor en zonas de Iraq y Siria, fue el tema central de las reuniones bilaterales que mantuvieron los líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

La presión crece para que los países aliados intervengan en la zona, una idea que la Alianza rechaza como organización. Los mandatarios de Estados Unidos, Barack Obama, y de Reino Unido, David Cameron, instaron a la Alianza a abandonar impulsos "aislacionistas".

El presidente estadounidense Barack Obama participó ayer en la primera jornada de la cumbre de dos días que se celebra en la ciudad galesa de Newport, y que también se centró en analizar la delicada situación en Ucrania.

Antes del inicio de la reunión, Obama y Cameron afirmaron que sus naciones "no se dejarán intimidar'" por los asesinatos de dos periodistas estadounidenses. "Seremos más directos en la defensa de nuestros valores, sobre todo porque un mundo de mayores libertades es fundamental para mantener la seguridad de nuestros pueblos'', escribieron ambos gobernantes en un editorial conjunto publicado en el diario The Times de Londres.

La OTAN mantiene una postura ambigua ante el avance yihadista. Su secretario general, Anders Fogh Rasmussen, aplaude las iniciativas individuales para contrarrestar a ese régimen, pero elude comprometer una acción conjunta.

"Celebro que los estados hayan dado pasos individuales para ayudar a Iraq. Celebro la acción militar estadounidense para frenar el avance del Estado Islámico. Celebro que otros países hayan contribuido de diversas formas. Creo que la comunidad internacional en su conjunto tiene la obligación de impedir que el Estado Islámico avance más, pero en lo que respecta a la OTAN, no hemos recibido ninguna petición para un compromiso", justificó Rasmussen en el arranque de la cumbre.

Lo único que ha ofrecido hasta ahora la organización es cooperar con Iraq sin intervenir en el conflicto. Rasmussen recordó que la OTAN ya mantuvo una misión de adiestramiento de las fuerzas iraquíes hasta 2011, que podría reanudarse. "Si el Gobierno iraquí lo solicitara, los aliados lo considerarían seriamente", aseguró.

Obama aspira a mucho más cuando pide respaldo a los bombardeos que está efectuando en la zona: "sabemos que si se une la comunidad internacional podemos seguir reduciendo la esfera de influencia del EI hasta que se convierta en un problema manejable. Se trata de estar seguros de que tenemos la estrategia correcta, pero también de que tenemos la voluntad internacional de hacerlo".

Cameron dijo estar sopesando unirse a la ronda de ataques aéreos de EE.UU. en la zona. "Deberíamos hacer lo que podamos para ayudar a quienes quieren construir un Iraq para todos los iraquíes". El líder británico es el único que de momento ha considerado públicamente esa opción.

Tema Ucrania

Además, la OTAN demandó que Moscú retire sus tropas de Ucrania, mientras Obama y sus aliados trataban de reforzar las defensas contra Rusia.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, dijo a periodistas tras reunirse con Obama y con los líderes de Gran Bretaña, Francia, Alemania e Italia que ordenará un cese al fuego hoy si se firma en Minsk un plan de paz propuesto, como se espera.

"Lo único que necesitamos para tener paz y estabilidad son dos cosas: primero, que Rusia retire sus tropas, y segundo, cerrar la frontera", enfatizó.

Por su parte, un funcionario militar de la OTAN dijo que Moscú tenía "varios miles" de soldados y cientos de tanques y vehículos blindados en Ucrania. El Kremlin niega que tenga fuerzas combatiendo junto a separatistas prorrusos.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación