Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobernador de Guerrero dimite por caso Iguala

Ángel Aguirre anunció su separación del cargo para "favorecer un clima político" tras la desaparición de 43 jóvenes

Activistas y familiares marcharon en Ciudad de México en apoyo a los 43 jóvenes desaparecidos en Guerrero. edh / EFE

Activistas y familiares marcharon en Ciudad de México en apoyo a los 43 jóvenes desaparecidos en Guerrero. edh / EFE

Activistas y familiares marcharon en Ciudad de México en apoyo a los 43 jóvenes desaparecidos en Guerrero. edh / EFE

MÉXICO. El gobernador del estado mexicano de Guerrero, Ángel Aguirre, se convirtió ayer en la primera víctima política de la noche violenta del 26 de septiembre en el municipio de Iguala, donde seis personas murieron y 43 estudiantes desaparecieron a manos de policías.

En un mensaje a los medios en Chilpancingo, capital de Guerrero, el político del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) anunció su separación del cargo para "favorecer un clima político" que permita resolver la emergencia desatada hace casi un mes.

"La prioridad debe ser continuar con la búsqueda de los jóvenes desaparecidos y garantizar que los responsables de estas graves violaciones de los derechos humanos sean castigados", dijo Aguirre.

"Esta es una decisión responsable para seguir sirviendo al pueblo y al estado que me vio nacer, al pueblo al que me debo y al que le he dedicado gran parte de mi vida", aseveró el político del PRD, quien explicó que ahora el Congreso deberá elegir "responsablemente" a la persona que continuará al frente del Gobierno de Guerrero hasta que concluya su mandato en octubre de 2015.

Su salida del poder era una de las principales demandas de los familiares de los 43 alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa y de sus compañeros, que han protagonizado numerosas protestas para exigir el regreso a casa de los jóvenes.

Este anuncio se produce un día después de que se conociera que el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, también del PRD, ordenó atacar a los estudiantes de Ayotzinapa aquella noche del 26 de septiembre.

Mientras, el fiscal general, Jesús Murillo, se comprometió ayer a conseguir "tecnología punta" para buscar a los estudiantes.

Además, el defensor de derechos humanos se reunió con Murillo para compartirle la información que tenía sobre este caso, tras haber recopilado el testimonio de varios testigos.

También la embajada mexicana en San Salvador, emitió un comunicado en el que resume las acciones que ha tomado el gobierno en el caso de los estudiantes.

Indica que hasta el momento han detenido a 36 policías municipales y al líder de la organización criminal Guerreros Unidos, además de 17 de sus integrantes. Añade que en Iguala hay 896 elementos de la Policía Federal, incluida la División de Gendarmería, de los cuales 300 están dedicados exclusivamente a la búsqueda de los jóvenes; han realizado 252 patrullajes, entre otras medidas. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación