Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gioconda Belli: Nicaragua va rumbo a dictadura dinástica

La poetisa y novelista critica que Daniel Ortega puede reelegirse indefinidamente

La escritora nicaragüense Gioconda Belli fue una de las intelectuales destacadas de la lucha que derrocó la dictadura somocista. foto edh /archivo

La escritora nicaragüense Gioconda Belli fue una de las intelectuales destacadas de la lucha que derrocó la dictadura somocista. foto edh /archivo

La escritora nicaragüense Gioconda Belli fue una de las intelectuales destacadas de la lucha que derrocó la dictadura somocista. foto edh /archivo

COSTA RICA. La escritora nicaragüense Gioconda Belli denunció que país se dirige hacia una dictadura dinástica bajo el mando de Daniel Ortega, quién cada vez concentra más poderes.

La laureada escritora, una de las intelectuales destacadas de la lucha que derrocó la dictadura somocista, aseguró que Ortega ha convertido la revolución de Nicaragua en un "mamarracho".

La escritora afirmó que Ortega y su esposa Rosario Murillo, poderosa portavoz del gobierno, desvirtuaron la revolución liderada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que derrocó en 1979 a la dictadura de Anastasio Somoza, una de las más cruentas de América Latina.

"Ahora tenemos un mamarracho. De la revolución (Ortega) lo que ha conservado es lo superficial (...), tienen todos sus artificios pero sin contenido, mientras todas las fichas para montar una sistema dictatorial y dinástico están puestas", declaró Gioconda Belli a la agencia francesa AFP en San José, Costa Rica.

"Nicaragua está muy mal en términos democráticos, se está gestando una cosa parecida al somocismo, una dinastía donde Ortega gobierna junto a su esposa, que nadie la eligió, y son los personajes más poderosos del país", subrayó Belli.

"Lo que ha pasado es que se ha vuelto al Estado Partido. Estamos en una fase donde las instituciones se han disuelto. Siguen conservando sus nombres pero se han desnaturalizado. Están dominadas por el Gobierno, por el orteguismo, y estamos perdiendo los recursos que teníamos para cambiar de Gobierno", expresó.

Ortega, un ex guerrillero, tiene las puertas abiertas a la reelección presidencial indefinidas, tras una reforma constitucional, que entró en vigor este año.

"Maneja todos los instrumentos de poder necesarios para reelegirse. Ya perdimos la opción como pueblo de cambiar al gobierno a través de la vía cívica y electoral. Esto es muy serio", consideró la escritora, quien vivió exiliada en Costa Rica de 1976 a 1979, perseguida por la dictadura somocista.

Ortega, quien gobernó en la década de 1980 tras la revolución y fue derrotado en elecciones en 1990, regresó al poder en 2007 y fue reelecto en 2011, mediante pactos políticos y programas sociales de entrega de alimentos, techos para viviendas y subsidios, con la cooperación de 500 millones de dólares que recibe anualmente de Venezuela.

Sin embargo, Belli considera que Ortega "no se saldrá con la suya", aunque descartó que vaya a producirse una guerra.

"El pueblo tiene otra conciencia. Va a haber resistencia. En este momento la gente está cansada de la idea de la guerra y esperemos que no tengamos que llegar a eso. Hay una conciencia mucho mayor del poder de la gente para poner a un gobierno en jaque", expresó.

Belli afirmó que antes de Ortega Nicaragua vivió 16 años de "gobiernos neoliberales" que lograron el fortalecimiento de instituciones y procesos democráticos, pero que "se olvidaron de la gente más pobre".

Según la escritora esto favoreció el retorno de Ortega al poder en el 2006 con un "Gobierno populista que tiene programas para forzar a la gente a declararse sandinista".

"Es una cosa terrible, un autoritarismo y un manejo de poder absoluto que nos recuerda la época de Somoza", manifestó.

En ese sentido, dijo que Ortega a puesto bajo su mando directo a la policía y que ha limitado el trabajo de los medios de comunicación, hasta el punto de negar acceso a conferencias de prensa de ministros a los medios que no son oficiales.

Belli se opuso a la dictadura de Anastasio Somoza y fue militante en la década de los años 70 del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), actualmente en el poder.

Belli, (Managua, Nicaragua, 9 de diciembre de 1948) , cuyas obras han sido traducidas al inglés, alemán, holandés e italiano, afirma que "siempre le (ha) dado prioridad a la política" sobre la literatura.

Sus novelas reconocidas son "La Mujer habitada" (1988), "Sofía de los Presagios (1990), "Waslala" (1996), "El país bajo mi piel" (2000) y "El país de las Mujeres" (2010).

Belli también ha recibido otros premios como "Casa de las Américas" (1978), por su libro de poesía "Línea de Fuego"; Biblioteca Breve de Novela (2008), y Sor Juana Inés de la Cruz (2008) por la novela "El infinito en la palma de la mano"; Orden de las Artes y las Letras en el grado de Caballero que otorga el Ministerio de Cultura de Francia (2013); Premio al Mérito Literario Internacional Andrés Sabella (2014)

Además, es miembro de la Academia Nicaragüense de la Lengua. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación