Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Funcionaria se disculpa por líos con Obamacare

La directora del seguro Medicare fue cuestionada por los congresistas. Es la primera funcionaria de Obama que hace mea culpa.

Marilyn Tavenner, directora de Medicare y Medicaid, ayer en la Cámara baja donde explicó las fallas a congresistas. edh/AP

Marilyn Tavenner, directora de Medicare y Medicaid, ayer en la Cámara baja donde explicó las fallas a congresistas. edh/AP

Marilyn Tavenner, directora de Medicare y Medicaid, ayer en la Cámara baja donde explicó las fallas a congresistas. edh/AP

ESTADOS UNIDOS. Después de asegurar que se están produciendo mejoras, la directora del seguro Medicare se disculpó ayer por los problemas técnicos que han impedido a numerosos estadounidenses inscribirse en el nuevo seguro médico.

"Deseo disculparme de que el cibersitio no haya funcionado como debía", afirmó Marilyn Tavenner al comenzar su testimonio ante el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes. Fue el mea culpa más directo de un alto funcionario del gobierno de Barack Obama.

Tavenner, primera funcionaria que responde públicamente las preguntas de los legisladores, no solo fue acosada por las fallas técnicas del portal HealthCare.gov sino también se le preguntó si es posible creer en la promesa de que todo funcionará de manera eficiente para fines de noviembre.

La funcionaria se negó enérgicamente a suministrar cifras de inscripciones y dijo una y otra vez que no estarán disponibles hasta mediados de noviembre.

La presentación de Tavenner sucede al testimonio la semana pasada de contratistas externos que alegaron que no había tiempo suficiente para poner a prueba el complicado sistema de inscripción en línea. El sistema se congeló el día de su lanzamiento el 1 de octubre.

Está en juego lo que la paralización parcial de actividades del gobierno forzada por los republicanos no pudo lograr: una demora en la ley del presidente Obama, conocida como Obamacare, que expande el seguro de salud para los estadounidenses que no lo tienen y que se calcula que son alrededor de 46 millones de personas.

Como resultado de los numerosos problemas técnicos, incluso algunos demócratas se han sumado a los republicanos para solicitar una postergación de un año en las penalidades que impone la ley a quienes carecen de seguro médico. La industria del seguro advierte que el nuevo sistema podría recargarse con demasiados pacientes de costo elevado.

En un testimonio preparado, Tavenner reconoció que la actuación inicial "no ha estado a la altura de las expectativas del pueblo estadounidense y no es aceptable". Pero agregó que, pese a los problemas del cibersitio, la ley cumple con su promesa de seguro de salud accesible para quienes no lo tienen por medio de su empleo.

Menos conocida que la secretaria de salud y servicios humanos, Kathleen Sebelius, Tavenner estuvo más allegada a la preparación del portal de inscripción, que fue manejado por expertos dentro de su agencia, el Centro de Servicios de Medicare y Medicaid, junto con contratistas externos.—AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación