Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Francisco pide "transparencia institucional" a Evo Morales y dialogar sin excluir a nadie

Recalca que la abundancia de unos no se construya sobre la escasez de otros

El papa Francisco llegó ayer a Bolivia para comenzar una visita de tres días, como segunda parada de su gira por Sudamérica. foto edh / efe

El papa Francisco llegó ayer a Bolivia para comenzar una visita de tres días, como segunda parada de su gira por Sudamérica. foto edh / efe

El papa Francisco llegó ayer a Bolivia para comenzar una visita de tres días, como segunda parada de su gira por Sudamérica. foto edh / efe

LA PAZ. A su llegada a Bolivia ayer, el Papa Francisco elogió enseguida la belleza natural del país y, al mismo tiempo, pidió "transparencia institucional" y "cohesión social" para evitar "que la abundancia de unos se construya sobre la escasez de otros".

Su primer discurso fue un mensaje dirigido a toda la nación, pero de modo especial al gobernante indígena Evo Morales, quien le recibió en el aeropuerto de El Alto, situado a casi 4,100 metros de altura.

El Pontífice, que llegaba de Ecuador, primera etapa de su viaje por Latinoamérica, destacó que Bolivia está "dando pasos importantes para incluir a amplios sectores en la vida económica, social y política del país".

Y valoró que "cuenta con una constitución que reconoce los derechos de los individuos, de las minorías, del medio ambiente, y con unas instituciones sensibles a estas realidades".

Aunque ello, señaló Francisco, "requiere un espíritu de colaboración ciudadana, de diálogo y participación de los individuos y los actores sociales en las cuestiones que interesan a todos".

Francisco recalcó la importancia de que el progreso integral de un pueblo "incluye el crecimiento en valores de las personas y las convergencia en ideales comunes que consigan aunar voluntades sin excluir y rechazar a nadie".

También advirtió de que si el crecimiento de un país es material, "siempre se corre el riesgo de volver a crear nuevas diferencias, de que la abundancia de unos se construya sobre la escasez de otros".

Y para ello pidió "transparencia institucional" y "la educación de los ciudadanos.

Los discursos de los Papas durante sus viajes son siempre muy delicados, por lo que esas palabras eran una indicación clara al gobernante indígena para que evite la opacidad administrativa, la explotación salvaje de los recursos naturales dejando a muchos en la pobreza, y la falta de esfuerzo en educación, ya que Bolivia tiene el mayor índice de analfabetismo de la zona.

El papa argentino, como ya hizo en Ecuador, puso hincapié en la importancia de la familia, en una época "en la que tantas veces se tiende a olvidar o tergiversar los valores fundamentales".

E instó a dar a la familia "una especial atención por parte de los responsables del bien común".

Insistió en que cuidar a los niños y hacer que la juventud se comprometa en nombre de sus ideales es garantía de futuro para una sociedad. Asimismo pidió custodiar a los ancianos por ser la "sabiduría y la memoria de los pueblos".

Luego de este mensaje, el Papa siguió su ruta hacia la ciudad de La Paz.

La estancia del sumo pontífice en El Alto y La Paz fue breve debido a la altitud de estas ciudades, situadas a 4,000 y 3,600 metros sobre el nivel del mar, respectivamente.

Dialogo Bolivia-Chile

En su discurso a la sociedad civil en la catedral de La Paz, instó a usar un diálogo "franco y abierto" para "evitar conflictos con los países hermanos", y citó el problema de la salida al mar que Bolivia pide a Chile.

"Estoy pensando en el mar. Diálogo, diálogo", dijo en su discurso a la sociedad civil en la catedral de La Paz.

Exhortó a que "el desarrollo de la diplomacia con los países del entorno evite los conflictos entre pueblos hermanos y contribuya al diálogo franco y abierto de los problemas".

Ideologías y libertad

Siguiendo con su discurso, Francisco afirmó que las ideologías encandilan mientras que la fe alumbra y guía la conciencia.

El Santo Padre resaltó en su alocución que "los cristianos, llamados a ser fermento en el pueblo, aportan su propio mensaje a la sociedad. La luz del Evangelio de Cristo no es propiedad de la Iglesia; ella es su servidora, la Iglesia debe servir al Evangelio de Cristo para que llegue hasta los extremos del mundo".

"La fe es una luz que no encandila, las ideologías encandilan, la fe no encandila, la fe es una luz que no obnubila, sino que alumbra y guía con respeto la conciencia y la historia de cada persona y de cada convivencia humana".

Defendió también la libertad, que es "el mejor ámbito para que los pensadores, las asociaciones ciudadanas, los medios de comunicación desarrollen su función, con pasión y creatividad, al servicio del bien común".

A los cristianos recordó que "la fe no puede reducirse al ámbito puramente subjetivo" y que el desafió debe ser "alentar y favorecer que germinen la espiritualidad y el compromiso cristiano en obras sociales".

Anoche partió rumbo a la ciudad boliviana de Santa Cruz (este), tras cumplir una intensa agenda durante las cuatro horas en las que estuvo en El Alto y La Paz, las primeras paradas de su visita de tres días a Bolivia.

Francisco es el segundo papa que visita Bolivia tras Juan Pablo II, que llegó al país andino en 1988.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación