Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Francia dice que no hubo errores en la compra

Las autoridades francesas dan su versión sobre el polémico encargo por $4 mil millones de trenes regionales.

Frédéric Cuvillier, secretario de Estado de Transportes de Francia.

Frédéric Cuvillier, secretario de Estado de Transportes de Francia.

Frédéric Cuvillier, secretario de Estado de Transportes de Francia.

PARÍS. El encargo de trenes regionales que por ser demasiado anchos rozan en los andenes de algunas estaciones no supuso un error de gestión, afirmó el secretario de Estado de Transportes, Frédéric Cuvillier.

Aunque Cuvillier subrayó que "no hubo error en los encargos", tras recibir un informe interno de la compañía ferroviaria estatal SNCF y del gestor de infraestructuras RFF sobre ese contrato con los fabricantes Alstom y Bombardier, anunció una serie de cambios en la forma de proceder para el futuro.

En primer lugar, los pedidos irán precedidos de estudios para evaluar su impacto en las vías y las estaciones para que "todos los encargos de trenes estén condicionados por la evaluación del impacto sobre la infraestructura". Además se creará "lo más rápido posible" un "registro nacional" de esas infraestructuras para que estén disponibles los documentos y los datos necesarios para tomar una decisión.

El secretario de Estado hizo notar que Red Ferroviaria de Francia (RFF) no dispone de un registro completo, y que al igual que la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF), ha reconocido "una falta de diálogo evidente" entre ellas.

Cuvillier intentó mitigar la polémica al hacerse públicas las reformas necesarias en los andenes señalando que "no es anormal que se adapte la infraestructura al nuevo material".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación