Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fotos: Enfermera tiene más de 50 tarántulas como mascotas

En los establecimientos donde las comercializan algunos ejemplares arácnidos pueden costar hasta 900 dólares

Dee Reynolds junto a sus mascotas

Dee Reynolds junto a sus mascotas

Dee Reynolds junto a sus mascotas

Las tarántulas son las arañas más robustas, más peludas y más espeluznantes en el planeta. Tienen colmillos, garras y cerdas.

Les vuelvan a crecer partes del cuerpo, algunas alcanzan el tamaño de un plato de cocina y las hembras se comen a los machos después del apareamiento.

Sin embargo, muchas personas tienen pasión por estos animales, los consideran mascotas e insisten en que tienen una belleza tal que vale la pena el riesgo de una picadura.

"Observarlas es fascinante. Tienen (ocho) patas esbeltas; hay que verlas cuando se reúnen, escarban y se guardan en su refugio", dijo la enfermera Dee Reynolds, de 36 años, quien tiene más de 50 tarántulas en su casa en Los Angeles.

Reynolds no las considera mascotas en el sentido tradicional, pero muchas personas sí, y les ponen nombre, conversan con ellas y se jactan de ellas.

Además, como mascotas tienen muchas ventajas, afirmó. "No hay que sacarlas a pasear a diario, no necesitan dieta especial, no arañan los muebles ni ladran; y no hay que encontrar quién las cuide cuando uno sale de vacaciones", apuntó.

Pero a diferencia de los perros o los gatos, no se les puede acurrucar con uno, vestirlas para Halloween o jugar a corre que te alcanzo.

Ken Macneil, de 38 años, conocido como "Ken el hombre de los bichos", tiene unas 7.000 tarántulas en su tienda de mascotas exóticas en Tucson, Arizona, que él afirma es una de las más grandes en el país.

Macneil vende de todo, desde alacranes y cucarachas hasta hurones, lagartijas y víboras, pero las más populares son las tarántulas y no sólo en la temporada de Halloween.

El posee la tarántula más grande, un macho maduro de la especie Goliath, que come pájaros; mide casi 25 centímetros (10 pulgadas) de largo, de pata delantera a pata trasera. La más cara que Macneil ha vendido alcanzó 900 dólares.

Macneil dijo que sus clientes incluyen museos, investigadores y maestros, así como unos 20.000 dueños de mascotas y otros entusiastas.

Una tarántula azul metálico es una de las de mayor demanda; las hembras se venden este año en unos 400 dólares. El año pasado alcanzaron los 700 dólares porque había escasez, dijo. "Pero fueron criadas tantas que el precio bajó a 400 dólares. Las bebés de esta especie costaron el año pasado 200 dólares y este año, están en 100 dólares", apuntó.Fotos agencia AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación