Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscalía Venezuela admite que espía a líder opositora

Fiscal revela que servicios de inteligencia le interceptaron llamadas sin permiso judicial

La exdiputada y dirigente opositora venezolana, María Corina Machado, a su llegada a la sede de la Fiscalía General, ayer, en la ciudad de Caracas (Venezuela). foto edh /EFE

La exdiputada y dirigente opositora venezolana, María Corina Machado, a su llegada a la sede de la Fiscalía General, ayer, en la ciudad de Caracas (Venezuela). foto edh...

La exdiputada y dirigente opositora venezolana, María Corina Machado, a su llegada a la sede de la Fiscalía General, ayer, en la ciudad de Caracas (Venezuela). foto edh /EFE

VENEZUELA. La Fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, reveló ayer que los servicios de inteligencia venezolanos espían a la exdiputada y líder opositora, María Corina Machado, y que, de este modo, destaparon un supuesto plan golpista.

Ortega explicó que el Servicio Bolivariano de Inteligencia(Sebin) tomó la decisión de interceptar sus comunicaciones el pasado 18 de marzo, aunque sin la autorización judicial necesaria, por lo cual estas escuchas no podrían ser utilizadas como pruebas en un eventual proceso penal.

Asimismo, Machado también acudió ayer a la Fiscalía para denunciar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y al alcalde chavista de Libertador, Jorge Rodríguez, por "difamación e injuria" al implicarla en un complot.

Machado acusó a Rodríguez, también alcalde del municipio Libertador de Caracas, de "simulación de hecho punible, difamación e injuria, falsificación de documentos, espionaje informático, instigación pública, violación a las libertades políticas y asociación para delinquir".

Rodríguez involucró a Machado en un plan para "acabar con la paz" en Venezuela que incluía un "magnicidio" y un "golpe militar" ya abortado que defendió mostrando varios correos electrónicos atribuidos a la exdiputada.

Pero Machado afirmó: "Me han acusado en reiteradas veces y desde luego ellos (el Gobierno), lo que quisieran es que cada uno de nosotros (...) claudicáramos, nos calláramos". Y prosiguió: "Todos los venezolanos estamos expuestos a ese riesgo (...) esa amenaza de ser detenidos, de ser agredidos".

Gobierno de EE. UU. no quiere interferir

Por su parte, el Gobierno de Estados Unidos reiteró, ayer, que no considera necesario imponer sanciones al Ejecutivo venezolano, tras aprobarse, el miércoles, una iniciativa en ese sentido en la Cámara de Representantes, e insistió en no inmiscuirse en el diálogo en ese país.

La subsecretaria de Estado de Estados Unidos para Latinoamérica, Roberta Jacobson, recordó que la ley permitiría al Gobierno del presidente Barack Obama imponer sanciones sin necesidad de recurrir a una nueva legislación del Congreso, pero bajo su punto de vista no es el momento adecuado para hacer uso de esa herramienta.

Jacobson, no obstante, rehusó responder si Obama vetaría la ley en caso de que la versión que maneja el Senado y la ya aprobada por la cámara baja se armonizaran en un único texto, para cuya entrada en vigor solo sería necesaria la firma del mandatario.

Además, Jacobson dijo que lo que pasa en Venezuela no interfiere en la relación bilateral y negó las acusaciones vertidas por Maduro de presuntos complots de EE.UU. contra él. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación