Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscales de EE. UU. tras pista de firma chavista

Indagan si empresa Derwick pagó sobornos a funcionarios extranjeros

Fiscales de EE. UU. tras pista de firma chavista

Fiscales de EE. UU. tras pista de firma chavista

Fiscales de EE. UU. tras pista de firma chavista

CARACAS. Fiscales federales y estatales de Nueva York investigan a la empresa Derwick, la cual ha sido creada por jóvenes chavistas que se han enriquecido con contratos gubernamentales, publicaron ayer los diarios The Wall Street Journal y El País, de España.

Estados Unidos investiga si los márgenes excesivos de ganancias denunciados pudieran haber ocultado el pago de sobornos a funcionarios extranjeros, indican los medios.

Los diarios apuntan que las alarmas han saltado por la diferencia entre el capital inicial aportado por la compañía Derwick cuando abrió una sucursal en España -10 mil euros ($13,400)- y el monto final de la operación.

La firma bajo investigación se convirtió en una de las líderes en la importación y construcción de plantas eléctricas durante el gobierno de Hugo Chávez, por posibles violaciones a las leyes bancarias del estado y el pago de sobornos para obtener ventajas a la hora de hacer negocios, prohibido por la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, dicen las publicaciones.

Según The Wall Street Journal, las investigaciones también alcanzan a una compañía de ingeniería radicada en Missouri, llamada ProEnergy Services Procurement and Construction, que vendió docenas de turbinas a Derwick y le ayudó a armar las plantas.

De momento el presidente de Derwick, Alejandro Betancourt, ha negado por medio de su abogado haber sido contactado por alguna autoridad estadounidense sobre la investigación a la empresa, pero adelantó que en caso de que así fuera cooperaría con la investigación porque Derwick "es una compañía transparente que no tenía nada que esconder".

Betancourt, quien refuta todas las especulaciones sobre su manera de hacer negocios, afirma que Derwick jamás ha pagado sobornos a empleados públicos venezolanos, sino que han hecho ofertas atractivas para obtener los contratos, y que sus márgenes de ganancia son similares a las que obtienen otras compañías del sector.

La compañía

Derwick, creada en 2009, obtuvo a pocos meses de su fundación cientos de millones de dólares en contratos para construir plantas eléctricas, aprovechando las fallas estructurales del servicio de electricidad de Venezuela, que depende de los vaivenes del clima para operar al máximo de su capacidad instalada, reseña El País.

Añade que en 2010, en medio de una severa sequía, que se agregó a la falta de inversión y el subsidio estatal a las tarifas del servicio, Derwick aparentemente facturó su trabajo con sobreprecio para paliar la crisis eléctrica, según investigaciones periodísticas documentadas. Pero agrega que ni siquiera ese desembolso ha podido evitar las diarias interrupciones del fluido eléctrico en diversas zonas de Venezuela.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación