Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Farmacéutica Sanofi Pasteur inicia trabajos en vacuna zika

La farmacéutica dijo que su experiencia con la vacuna del dengue puede ayudar a comprender la expansión del zika 

No existe una vacuna contra el zika, transmitido por un mosquito que también propaga el dengue y chikunguña.

No existe una vacuna contra el zika, transmitido por un mosquito que también propaga el dengue y chikunguña. | Foto por Agencia EFE

No existe una vacuna contra el zika, transmitido por un mosquito que también propaga el dengue y chikunguña.

 La farmacéutica Sanofi Pasteur anunció el martes el inicio de los trabajos para investigar y desarrollar una vacuna contra el virus del zika, después de que la Organización Mundial de la Salud declarase una emergencia global sobre su explosiva expansión por las Américas.

No hay tratamiento ni vacuna para el virus, que se contagia a través de picaduras de mosquitos. El virus, de la misma familia que el dengue, se ha relacionado con defectos de nacimiento. Sanofi fabricó la primera vacuna con licencia para el dengue, aprobada el año pasado en Brasil tras años de lucha cientí­fica por desarrollarla.

La farmacéutica, con sede en Francia, dijo el martes en un comunicado que su experiencia con la vacuna del dengue "pueden aprovecharse para ayudar a comprender la expansión" del zika y "posiblemente acelerar la identificación de una candidata a vacuna para más desarrollo clí­nico".

Le puede interesar: ¿Cuál compañía podría tener la vacuna contra el virus del Zika?

Sanofi dijo estar respondiendo a la petición global de ayuda contra el virus, pero no indicó cuándo podrí­an sus investigadores tener una vacuna experimental para hacer pruebas. El desarrollo de vacunas suele llevar años.

El gobierno de EEUU anunció la semana pasada que comenzarí­a la investigación sobre una posible vacuna. El doctor Anthony Fauci, de los Institutos Nacionales de la Salud, dijo que hay vacunas en diversas fases de desarrollo para otros virus de la misma familia —dengue, Nilo Occidental y chikungunya— que ofrecen un patrón para crear algo similar contra el zika.

Durante años se creí­a que el zika era relativamente benigno, por lo general con sí­ntomas más leves que el dengue. Pero en medio de un gran brote de zika en Brasil, los investigadores empezaron a documentar un aumento de un poco habitual defecto de nacimiento llamado microcefalia, en el que los bebés nacen con cabezas anormalmente pequeñas.

La OMS lo describió el lunes como un "evento extraordinario" que plantea una amenaza sanitaria para otras partes del mundo, declarando una emergencia global de salud pese a la falta de pruebas definitivas que demuestren que el virus causa los defectos de nacimiento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación